Pasado_Mañana» es una distopía. Una fábula con dos planos de ficción, uno enmarcado en un futuro próximo donde Berta, un personaje inspirado en la activista Greta Thunberg, intentará salvar un planeta devastado por el hombre. Y otro arraigado al presente en el que un personaje autoficcional encarnado por el autor de la propia obra ( Toni Agustí) pone en cuestión la propia ficción. «Pasado_Mañana», la pieza que hoy y mañana se representa en La Mutant, tiene una fuerte carga lírica intercalando la poesía, el relato y la escena dramática. Una mezcla de estilos que se sostiene a partir de una puesta en escena contemporánea donde otros recursos como la danza o las audiovisuales refuerzan la idea de collage plástico.

La obra tiene la intención de crear un híbrido entre Greta Thunberg y Jesús de Nazaret, y para eso hace un repaso por los evangelios y por el muro de Facebook de la activista, tintado a modo de fresco socio político que ayuda a desgranar la emergencia de los sujetos.

El punto de partida de la propuesta es el agotamiento de una reconocida activista medioambiental, que decide emprender un viaje místico en busca de un nuevo mensaje basado en el amor que salve las almas de la gente ante un desastre medioambiental inminente. A partir de aquí, el espectáculo reflexiona sobre ideas existenciales del ser humano. ¿De dónde venimos? ¿a dónde vamos? La gestión de la incertidumbre en un planeta regido por la sobreinformación y la rápida validez de la opinión, sin dejar de lado la dicotomía entre el bien y el mal o el debate entre ciencia y fe.