Febrero es psicologicamente un mes malo, una percepción que el estar encerrado en casa agraba. Cansancio, agotamiento... El cuerpo tiene sus límites y sus necesidades y una solución para revertir al situación puede estar en la alimentación. Quizás, y aunque la palabra remita al marketing, es el momento de introducir en la dieta superalimentos ya que pueden ayudar a mejorar la productividad y a reducir el nivel de estrés. No son alimentos milagros pero son 100% naturales que, por lo general, se consumen crudos y son más densos en nutrientes que alimentos procesados y cocinados. 

Aguacate

Una fruta muy versátil que puedes incorporar a tu dieta diaria en una enorme variedad de platos. Contiene muchas vitaminas A, C, D o E, más potasio que el plátano (para favorecer el funcionamiento muscular y nervioso). Es rico en ácido oléico, omega 3 y propiedades antioxidantes, que previenen el deterioro de la capacidad mental.

Aguacate

Aguacate

Arándanos

Es un potente antioxidante. Proporciona más vitamina C que las naranjas. Contiene flavonoides que potencian la memoria y las funciones cognitivas.

Avena

Es uno de los cereales más completos y saludables. Contiene almidón y fructosa. Como el almidón es un carbohidrato de absorción lenta, la avena permite alargar el efecto de saciedad y controlar con más precisión el nivel de azúcar en sangre, evitando los picos de azúcar. Por eso, la avena elimina la sensación de cansancio y proporciona energía para todo el día.

Avena

Canela

Es buena para combatir la diabetes. Ayuda a controlar la glucosa y los picos de azúcar en sangre. Así previene las caídas posteriores para evitar esa desagradable sensación de cansancio y agotamiento.

Semillas de chía

Tienen manganeso, proteína vegetal, fibra, potasio, calcio, hierro, fósforo. Son una fuente natural de ácidos grasos y omega 3, por eso son tan beneficiosas para la salud mental y la actividad cerebral. Ayuda a controlar los picos de azúcar en sangre para evitar caídas en los niveles de energía y actividad. 

Chocolate negro o cacao puro

El chocolate con un nivel de cacao puro superior al 70 % es un chute de energía y antioxidantes que puede ayudar a tu capacidad cardiovascular y a tu sistema nervioso central.

Chocolate negro

Semillas de lino

No deben faltar en tu desayuno. Son una fuerte combinación de antioxidantes, omega 3 y omega 6, fibra… Sus nutrientes son una fuente muy potente de energía, ya que producen más neurotransmisores, potencian la actividad cerebral y reducen el estrés.

Té verde

El té verde es rico en antioxidantes y L-teanina, que no solo disminuye los niveles de estrés sino que también potencia la memoria y la concentración. Una de las variedades más efectivas es el Matcha.