Más allá del ‘Gran Bacchus de Oro’ obtenido por el tinto de la DOP Valencia Venta del Puerto Nº 18 (Bodega La Viña/Anecoop) del que ya dimos cobertura en estas páginas la semana pasada, el palmarés de los premios que organiza la Unión Española de Catadores bajo la tutela del Ministerio de Agricultura, han reportado un buen puñado de reconocimientos para los vinos valencianos, que saldan su participación en el certamen internacional con otros 25 reconocimientos, uno de ellos ‘doble’, ya que el tinto Fuego Lento (elaborado por Bocopa al amparo de la DOP Alicante) ha logrado dos Bacchus de oro para las añadas de 2016 y 2017.

Junto a él, otras ocho etiquetas de la Comunitat Valenciana han logrado un Bacchus de oro. Se trata del blanco Marina Alta (Bocopa) y el tinto Galeam Monastrell Organic (Murviedro, ambos de la DOP Alicante; el cava Vega Medien Brut Eco (Unión Vinícola del Este); el tinto de la DOP Utiel-Requena Pugnus Reserva Bobal (Murviedro); los blancos Cañas y Barro (Alturia-Viñas del Portillo) y Silencio (San Pedro Apóstol de Godelleta) y el rosado Clos de Lôm Monastrell, todos de la DOP Valencia y el vermut 13:30 La Hora del Vermut, elaborado por La Baronía de Turís.

La presencia valenciana se completa con 16 Bacchus de plata, seis de ellos para vinos amparados por la DOP Alicante (Bahía de Dénia, Patojo, Sericis Monastrell, Vall de Xaló, Caterina y Cesilia Rosé), siete para vinos contra etiquetados con el sello de la DOP Valencia (Clos de Lôm Malvasía, Oro de Alejandría, Valencian Sun, Murviedro Colección Petit Verdot, El Miracle Nº 5, Reymos Selección y Murviedro Colección Reserva), dos más avalados por la DOP Utiel-Requena (Vicente Gandía Bobal Blanco y Expresión Reserva Bobal) y uno producido en tierras castellonenses (Viento, un tinto de Syrah elaborado por la Cooperativa de Viver certificado por la Indicación Geográfica Protegida Vinos de Castellón).