Desde hace casi un siglo, Bodegas Murviedro ha sido una de las grandes defensoras del vino valenciano. Filial española del grupo suizo Schenk, la compañía ha dinamizado el sector desde hace décadas, primero convirtiéndose en una de las principales exportadoras desde sus instalaciones del Grao de València y, desde la década de los años ochenta, haciendo valer su experiencia para crear vinos que se han ganado el respeto de críticos y consumidores a partes iguales.

En los últimos años la bodega ha diversificado su producción poniendo en valor las cualidades de uvas perfectamente adaptadas a su entorno. Buena prueba de ello es la colección Audentia, una línea de vinos que condensa la riqueza vitivinícola de la Comunitat Valenciana. Esa vuelta al origen no ha restado ni un ápice la vocación exportadora de la firma, presente en los principales mercados de todo el mundo. En este sentido, gamas de vinos como Murviedro Colección han llevado a la bodega a ocupar los más altos puestos en los certámenes de vinos más prestigiosos de todo el mundo.

De manera paralela, Murviedro ha contribuido a posicionar en el lugar que merecen variedades de uva tan típicas de la DOP Valencia como la blanca Merseguera, con la que elaboran un vino de autor encuadrado en la gama Sericis, que incluye tres vinos de uvas autóctonas valencianas procedentes de cepas viejas.