La de Vicente Gandía es la gran bodega valenciana por excelencia. Más de 135 años contemplan la trayectoria de una bodega familiar que, generación tras generación, ha ido creciendo hasta convertirse en la principal firma vitivinícola de la Comunitat Valenciana. La de Vicente Gandía fue la primera bodega en comercializar vinos valencianos a gran escala en la década de los años setenta, en concreto con el sello Castillo de Liria, una marca que aún hoy continúa siendo una de las más consumidas en todo el mundo.

La bodega también elabora vinos de autor con la marca El Miracle, que ha protagonizado una importante renovación con la llegada del enólogo Pepe Hidalgo y que incorpora ahora tres vinos (blanco, rosado y tinto) en los que la elegancia (tanto por dentro como por fuera) queda del todo patente gracias a un packaging absolutamente innovador.

Hace apenas unas semanas la bodega ha presentado un nuevo tinto, llamado a ser uno de sus referentes entre los vinos de alta gama. Se trata de Ceramic Monastrell, un vino elaborado con uvas de la citada variedad procedente de viñedos viejos que tiene una crianza en la que se han alternado las barricas de roble y las tinajas de barro. Además, antes de que finalice el año la bodega presentará el fruto de su último proyecto, Finca Casa Gallur, un vino que marcará un antes y un después para la bodega valenciana.