Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dopesick, una tentadora escalera al cielo

Disney + estrena hoy una serie protagonizada por Michael Keaton que intenta poner luz sobre la pandemia de los opiáceos en Estados Unidos

Michael Keaton en una de las escenas.

Hay una dama que está segura de que todo lo que brilla es oro y ella está comprando una escalera al cielo». Así comienza «Stairway to heaven», la mítica canción de Led Zeppelin, un tributo cultural más al mundo de las drogas, al igual que otras series («Breaking Bad», «Narcos», «Snowfall») o películas (’Trainspotting’, ‘El pico’, ‘Requiem por un sueño’). El consumo de opiáceos, que tuvo su boom en la década de los 90, ha dejado un reguero de productos culturales que veneramos, pero también un gran número de víctimas y miles de millones de dólares ganados a costa de su efecto adictivo.

La serie «Dopsick» pretende poner luz sobre la realidad de esta industria, al igual que lo hizo el libro sobre el que se basa. Escrito por la periodista Beth Macy, describe el negocio el tráfico de opiáceos en Estados Unidos. Contacta con médicos, productores y exconsumidores para señalar las cifras de una pandemia nada oculta pero que todavía nos resistimos a erradicar. La serie, producida por Hulu («El cuento de la criada», «Solo asesinatos en el edificio»), se estrena hoy en Disney +. A diferencia del libro, «Dopesick» es un relato ficcionado que sigue la investigación de Macy.

La periodista pone el foco con su libro en la llegada de la oxicodona en el mercado farmacológico. Se trata de un medicamento con base opiácea que los médicos comenzaron a recetar para dolores musculares. Muchos de los que comenzaron a tomarlos eran trabajadores de la construcción, víctimas de accidentes o crónicos que, sin saberlo, se convirtieron en adictos a esta droga ante la mirada del gobierno americano. El medicamento comenzó a popularizarse en las calles y pronto se convirtió en una droga recreativa que llevó a muchos de sus consumidores al sumidero.

La serie está protagonizada por Michael Keaton (Spotlight), que se mete en la pie de uno de los médicos que comienzo a a recetar la oxicodona tras su lanzamiento. Todo se derrumbó cuando la ola de sobredosis vino de la mano de una ola de criminalidad que estaba extrañamente asociada a este producto en las farmacias. El reparto de la serie se compone por Peter Sarsgaard (La huérfana), Kaitlyn Dever («Creedme»), Rosario Dawson (Siete almas) y Will Chase («Nashville»).

Algunos aseguran que el estreno de esta serie es totalmente oportuno, ya que en Estados Unidos ha aumentado el consumo de opiáceos a raíz de la pandemia. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), «entre 1999 y 2019, casi 500.000 personas murieron a causa de una sobredosis relacionada con algún opioide, ya sea ilegal o recetado por un médico». Solo en 2019, alrededor de 136 personas murieron cada día a causa de una sobredosis de opioides y representaron más del 70% de las muertes por sobredosis de drogas. Los opiáceos ya son considerados una de las mayores catástrofes sanitarias de la historia reciente de Estados Unidos, junto al coronavirus.

Compartir el artículo

stats