La vinculación de Vicente Gandía y la DOP Utiel-Requena se remonta décadas atrás, cuando esta saga de vinateros valencianos decidió anticiparse al futuro poniendo en valor una de las reservas vitícolas de mayor valor de la zona, la finca Hoya de cadenas, en el término municipal de Utiel, de donde nacieron algunas de las etiquetas más emblemáticas de esta centenaria bodega. Los vinos Hoya de Cadenas y, sobre todo, Ceremonia, contribuyeron al despegue de esta denominación de origen al posicionar sus referencias en los principales restaurantes de toda España y exportar sus vinos por más de medio centenar de países.

La finca Hoya de cadenas también ha permitido a la bodega crear vinos de alta gama con la variedad de uva Bobal como el mítico Bo, considerado uno de los mejores en su categoría. Con la llegada del enólogo Pepe Hidalgo a la dirección técnica de la compañía, la bodega ha decidido dar un nuevo giro a su apuesta por este varietal, y el pasado 2020 presentaron uno de los ejercicios enológicos más interesantes entorno a esta uva y, porqué no decirlo, uno de los vinos que mayores alegrías ha dado a la firma en la última campaña. Se trata de Bobal Blanco y Bobal Negro, dos vinos que tienen el denominador común de estar elaborados con este varietal, aunque en el caso de Bobal Blanco se trata de un vino elaborado bajo la técnica de blanc de noirs, que consiste en elaborar un vino blanco a partir de una variedad de uva tinta.