Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El jardín de las Hespérides", es hora de derrumbar muros

Desde la danza, la obra que se representa en el TEM es una reflexión sobre la mujer de cualquier condición y étnica; de la mujer de cualquier parte del mundo.

«El jardín de las Hespérides» está dirigida por Alicia Soto.

Un canto a la mujer. Un viaje de ida y vuelta entre diferentes culturas y sus peculiaridades . Las Hespérides, según la mitología griega, eran las mélides, ninfas, que cuidaban un jardín albergado por árboles frutales de manzanas doradas que otorgaban la inmortalidad. Y este jardín frutal podía estar situado al sur de la Península Ibérica o en el Atlas marroquí. De ahí el título de «El Jardín de las Hespérides», la obra con la que la compañía de Alicia Soto-Hojarasca celebra sus 25 años de trayectoria.

Y el Jardín, el jardín de esta función, representa el jardín interior de las mujeres. De todas las mujeres independientemente de las culturas, religiones, lugares o épocas. Porque aunque haya una separación de tiempo y época, los estigmas son los mismos. Hay diferenciación. Sigue existiendo ‘la menos y el más’. Las luchas, la violencia, el amor, la soledad, la superación... la barrera persiste simplemente por el mero hecho de donde una nace. Así, desde lo onírico, pasando por la descripción poética, se muestra el lugar que toda mujer construye para soñar, para reposar, para tomar aliento, para calmar la sed y construir un mundo íntimo que la ayude a continuar, o en otros casos, a sobrevivir. El jardín solo existe si se conoce la oscuridad.

Y para hablar de las mujeres de manera universal, apunta Alicia Soto, se toma como punto de partida «el imaginario lleno de fotogramas que nos dejan las mujeres de Marruecos». Porque, explica, «todo lo que significa Marruecos conecta con lo ancestral, con el ritual y la tribu y retornar a la mujer es retornar al inicio, a la fuente, al origen de la vida. Por lo que partiendo de la mujer marroquí intentamos derrumbar muros de prejuicios sobre las diferencias culturales».

«El jardín de las Hespérides», la función que se va a representar mañana sábado en El TEM, es un proyecto hispano-marroquí que se ha ido desarrollando a través de un exhaustivo proceso de investigación y mediante diversos talleres realizados con mujeres marroquíes y españolas en Casablanca y Valladolid, que finalmente ha tomado forma con la creación de esta pieza de danza.

El espectáculo se desarrolla en paralelo al taller comunitario titulado «Cuenta tu cuerpo», con mujeres marroquíes inmigrantes en riesgo de exclusión social.

Compartir el artículo

stats