Dice Juanes que, ‘Origen’, su último álbum, es «donde todo está, todo nace y todo muere». El colombiano, el artista solista con más Grammy ganados (27), actuará en València el día 17 en el Estadi Ciutat de Valencia. Lo hará en el NEOX Music Day donde compartirá cartel con Dj Nano, Maldita Nerea y Dani Martín.

Juanes presentará en València 'Origen' Universal Music

Juanes ofrecerá en València «un show contundente». «Será una fiesta de principio a fin», anuncia. Asegura el colombiano que su experiencia le dice que, el que va a un concierto, lo que busca es «divertirse». Y eso es lo que él promete. El día 17 y en el Ciutat de València cantará, entre otras, las canciones que forman parte de ‘Origen’, el álbum premiado con el Grammy a Mejor Álbum Rock Latino.

Ya hace 20 años de ‘Un día normal’ y, como las canciones se siguen escuchando tanto, parece que se publicó ayer.

A mí también se me ha pasado el tiempo volando, esa es la verdad. Ha sido increíble todo lo que ha pasado en estos años. Es chévere que la gente le siga dando importancia a unas canciones que para mí fueron importantes y que están pasando de generación en generación. Me sorprende los chicos jóvenes que se acercan a mis shows y dicen que fueron sus papás los que les mostraron mis canciones. Esto me hace sentir muy halagado pero también adulto.

Esto demuestra que tu música no tiene fecha de caducidad.

Amén. Esto es superimportante. Mi sueño siempre ha sido que el tiempo pase pero que mis canciones se queden ahí y sigan teniendo vida a través de las las nuevas generaciones.

Tu idea choca con lo que ocurre ahora. Muchos éxitos son casi de usar y tirar.

Es algo que viene pasando desde hace mucho tiempo y en parte es porque hay muchos más medios donde consumir música. Por una parte es bueno, porque se consume música de forma increíble, pero por otra, la duración es más corta. Todo esto llega influenciado por el hiphop americano y la música urbana latinoamericana. Lo importante es que cada uno haga lo que quiera hacer y lo haga de la mejor manera posible.

‘Origen’ tu último álbum, ¿es fruto de la nostalgia o del agradecimiento? 

De ambas cosas. Me encanta la nostalgia y vivo en el pasado, en el presente y me proyecto en el futuro. Respecto al agradecimiento, es que sin estas canciones y sin estos artistas yo no estaría inspirado para hacer música. Desde pequeño he escuchado a Carlos Gardel, a Fito Páez, a Julio Jaramillo, a Juan Gabriel.. ellos siempre han sido un referente desde la composición y como ejemplo de artista a seguir. Este álbum fue un regresar a la infancia, un recordar, un revivir y un madurar en el proceso de recordar de dónde vengo, quién soy y tener claro hacia dónde voy. 

Vamos, un los pies que no se me despeguen del suelo.

Eso es importantísimo. Este proceso me ha servido cantidad. Cuando terminé de hacer ‘Origen’, que fue en la época de la pandemia más o menos, comencé a escribir canciones para mi nuevo álbum, que pronto saldrá, y creo que fue muy importante el haber pasado por ese proceso de reconstruir esas canciones y volverlas a armar a mi manera.

Juanes regresa a València Universal Music

Cuando los críticos definen ‘Origen’ como una obra maestra ¿qué piensas?

Me siento reconfortado con lo que he hecho. Para mí, la música es algo sagrado. Con la música me divierto muchísimo pero me lo tomo muy en serio. El trabajo de ‘Origen’, un álbum concepto, fue muy preciso y minucioso. Fue grabado en vivo y eso supuso muchas decisiones que tomar y muchas cosas que tener en cuenta, pero fue realmente todo muy bonito.

Y en un proyecto así, que es más complicado ¿elegir o descartar?

Uff, las dos cosas. La lista inicial era de unas cincuenta canciones y dejar algunas fuera fue difícil. Elegir es algo muy complejo. Al final, lo que hice fue tomar grupos de canciones y épocas de mi vida y así lo fui segmentando para luego escoger. Fue muy difícil. Por mí, haría ya un ‘Origen 2’. Al final sí que están mis canciones más representativas.

¿Tan importante es este álbum que podría significar un punto de inflexión en tu carrera?

Creo que sí. Voy a cumplir cincuenta años y, artística y personalmente, siento esa inflexión porque lo veo como algo inevitable. Siento que este cambio me hace sentir muy cómodo y seguro de lo que soy y de lo que quiero hacer de ahora en adelante. No quiero estar pensando en seguir ninguna tendencia y sí en tener una libertad absoluta y calma en mi vida. En el álbum que viene se ve esa claridad y eso me encanta.

¿Sientes, después de un tiempo de impás como fue la pandemia, que todo el esfuerzo hecho hasta ahora ha merecido la pena?

Cien por ciento. Estoy superagradecido porque he sido muy afortunado. Si pudiera mirar hacia atrás o hablarle al Juan Esteban del año 2000, le diría que estoy muy orgulloso porque, aunque tuve un porcentaje de locura al querer dedicarme a hacer música en un momento muy convulso y nadie pensaba que podría vivir de ello, encontré lo que estaba buscando y sí, me ha valido muchísimo la pena. Realizarme como persona es algo que me tiene muy contento. La alegría que me da el público es mucho pero es que, lo que siento hacia ellos, es inexplicable.

Me siento contento de poder hacer lo que a mí me gusta y de que la gente me apoye.

Más allá de estatuillas o discos de oro, ¿uno de tus grandes éxitos es el ganarte el derecho a hacer lo que quieres en cada momento?

La mayoría del tiempo he hecho lo que he querido y siempre he contado con el apoyo de la gente con la que he trabajado. Quizás en algún momento he intentado probar algunas cosas porque, creo, también es bueno hacerlo para darte cuenta de lo que realmente te gusta. Me siento contento de poder hacer lo que a mí me gusta y de que la gente me apoye.

¿Qué tiene la música colombiana que en España funciona tan bien?

No lo sé, pero Colombia es un país de mucho contraste y el vuelo que ha tomado la música es muy lindo. Están saliendo muchos compositores, productores y artistas de todo tipo de música y eso es maravilloso. Ayer estuve escuchando unas bandas de rock que me volaban la cabeza y me encantó sentir cómo habían evolucionado. A pesar de las complejidades que se viven en el país, la música es una manera de expresión que nos sirve para liberarnos de muchas cosas del pasado. Esto me alegra muchísimo. Me encanta que la gente pueda entender y conocer Colombia por unos referentes positivos.

Origen es un revivir y un madurar en el proceso de recordar de dónde vengo, quién soy y tener claro hacia dónde voy»

¿Qué tienes preparado para ofrecer en el concierto de València?

Lo comprimo todo para pasar por todos los momentos. Mis shows, con la experiencia adquirida en todos estos años, son una fiesta de principio a fin. He aprendido muchísimo de la gente y sé que gustan los shows contundentes y que el que va a un concierto lo que quiere es divertirse. Mi banda es muy poderosa y ofrecemos un concierto muy contundente, muy de rock, de fiesta y muy musical porque no me gusta la parafernalia. Mi concierto es un show de música cien por cien.

Ahora que hablas de rock, ¿sigues siendo tan fan de Metallica?

Absolutamente. Amo a Metallica a muerte. Me encanta lo que hacen y los sigo en redes y todo. Estoy conectado a su club de fans. Hace dos años, mi sueño se hizo realidad y me escogieron para cantar con ellos «Seek and Destroy».

¿Esa adoración es la que te hace entender lo que sienten hacia ti tus fans?

No sé como explicarlo. Es muy difícil entender cómo la gente te persigue. Esto es muy loco. Pero sí, quizás eso me genera más empatía. Conectamos de manera profunda.

Cuando de uno dicen que es una de las 100 personas más influyentes del mundo ¿cómo se lo toma? ¿le sirve de altavoz?

Como colombiano, cuando al principio salía del país, llegaba a los aeropuertos y escuchaba las preguntas que hacían los de seguridad e inmigración y veía que la percepción que se tenía de los colombianos era diferente a la que se tiene ahora. Colombia es un país muy complicado y está mal. Me alegra entender que la gente cree que en mi país hay cosas maravillosas.

Ahora que estas de gira por Europa, ¿cómo ves el momento social actual?

Lo vivo con mucha incertidumbre. No pensé que me iba a tocar vivir en menos de tres años una pandemia y una guerra. Esto en pleno siglo XXI es increíble. Es todo inaceptable, frustrante y lleno de incertidumbre. Muy triste. Se me parte el alma, pero tenemos que tener la capacidad de resiliencia suficiente para salir adelante y enfrentarnos a este mundo actual que parece que está loco. Todo está muy convulsionado. Pensar que estamos en puertas de una Tercera Guerra Mundial es muy duro, y ante esto, la cultura toma aún más relevancia.