Este fin de semana el Festival Itinera Comunitat Valenciana lleva su ciclo de conciertos a la localidad de Benlloc, en la comarca castellonense de la Plana Alta. Durante todo el otoño y a través de actuaciones gratuitas, el festival ofrece una oferta musical de calidad a los pueblos más pequeños y atractivos de nuestra geografía. Con el objetivo de generar igualdad de oportunidades culturales, sin importar lo alejada que esté una localidad o su poco peso demográfico, Itinera lleva jazz, góspel, blues, soul y bossa nova a ‘els pobles xicotets’ de toda la Comunitat a través de las actuaciones de los alumnos y profesores de los conservatorios de Castelló, València y Alacant.

Música de cámara

El grupo Sajára Brass Quintet, formado por Sabrina Navarro, Ángel Mourente, Rafael Ferreros, Adrián Vera y Ariel Vidal, estudiantes del Conservatorio Superior de Música de Castelló ‘Salvador Seguí’, acercarán a esta localidad de 1.000 habitantes un repertorio muy variado. Dos piezas barrocas, dos con aroma español y épico, con toques de banda sonora, y una propuesta pensada especialmente para los niños basada en el mágico mundo del circo. Todo muy atractivo, animado y con intención de acercar a cualquier persona, incluidas las más pequeñas, al sonido de un quinteto de viento metal, con dos trompetas, una trompa, un trombón y una tuba.

El conjunto, que actuará mañana, 12 de noviembre, a las 19.30 horas en el auditorio municipal, vive uno de sus mejores y más ilusionantes momentos, después de ganar el primer premio en el XII Concurso de Música de Cámara de Alzira, que se celebró el pasado 28 de mayo. La trompetista Sabrina Navarro destaca que fue «una experiencia muy especial porque hacía muy poco que habíamos empezado a tocar juntos. No somos un conjunto creado para presentarnos a concursos, somos un grupo de muy buenos amigos que decidimos empezar a tocar juntos y acabamos ganando uno. Ese cariño y ese buen rollo se nota encima del escenario».

Sobre el festival Itinera, Navarro revela que tocar en él les va a venir «genial, porque nos va a brindar la oportunidad de tener un público de la provincia de Castelló, que es donde estamos estudiando, de salir a tocar y enseñar a la gente lo que estamos preparando. Además, no suelen salir conciertos de este tipo de música, así que estamos encantados».

«En la Comunitat Valenciana hay muchísimos músicos que vienen justamente de pueblos pequeños como Benlloc, yo misma soy de Albuixech, así que pienso que es muy importante una iniciativa como Itinera para que estas localidades tengan la oportunidad de ver a su propia gente. Tenemos que devolverles lo que han hecho por nosotros a través de sus bandas y de esas escuelas de música que son fundamentales en nuestra formación», explica.

Benlloc

Benlloc y su patrimonio cultural

Benlloc está emplazado en un enclave privilegiado, en el Pla de l’Arc, un lugar de gran riqueza paisajística. El municipio presume de una valiosa herencia cultural que han ido dejando sus pobladores a lo largo de la historia. En su término municipal se han descubierto restos iberos y otros vestigios arqueológicos de época romana, ya que la célebre Via Augusta transcurría por él de norte a sur. El núcleo actual se conformó a partir de las antiguas alquerías islámicas de Tahalfazar y Benifaixó y, tras la reconquista cristiana, la fue otorgada la Carta Puebla en 1250.

Esta encantadora localidad cuenta con monumentos civiles que bien valen una visita, como masías, aljibes y norias, que manifiestan la importancia que el agua tenía como recurso para su desarrollo. Está rodeada de huertas, pero también de terreno de secano en el que destacan los almendros y sus magníficos olivos milenarios. El municipio también alberga edificios religiosos de gran valor arquitectónico, como la ermita de la Mare de Deu de l’Adjutori, construida en el siglo XV, y la ermita de la Virgen del Loreto y la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, ambas del siglo XVII.