Cuatro mujeres viven en un piso frente a la Barceloneta. Juntas intentan vivir su edad adulta con independencia, algo que puede resultar banal, pero no para ellas. La serie «Fácil» retrata la vida de cuatro mujeres con diversidad funcional. Viven en un piso tutelado de Barcelona después de pasar por diversas casas. 

Esta producción televisiva adapta la novela que ganó el Premio Nacional de Narrativa de la escritora granadina ‘Lectura Fácil’ (Anagrama). La encargada de adaptar la historia de Cristina Morales ha sido Anna R. Costa, la guionista catalana que ha vuelto a Movistar + después del éxito de «Arde Madrid». 

Las protagonistas de esta serie son las ganadoras del Goya Natalia de Molina, por la película ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, y Anna Castillo, por ‘El olivo’. Las acompañan Anna Marchessi y Coria Castillo, que debutan en televisión. También aparecen Bruna Cusí, Eloi Costa o Albert Pla. La serie se presentó en el Festival de San Sebastián y cuenta con cinco episodios.

«Después de toda una vida viviendo en distintos centros, cuatro mujeres con diversidad funcional de Barcelona viven en un piso tutelado que tiene vistas a la Barceloneta. Marga, Nati, Patri y Àngel, son cuatro mujeres buscando lo que son en un mundo que ya ha decidido lo que son sin contar con ellas. Su forma de descubrir su independencia comienza a chocar con todas las normas establecidas para ellas, unas normas que tienen que cumplir para seguir viviendo juntas en el piso».

La serie cuenta con cinco episodios. Urban

Todo parece muy bonito, pero el camino de esta serie no ha sido para nada fácil. La polémica ya estaba servida en su estreno. Cristina Morales, que participó durante el proceso de creación del proyecto, se ha desmarcado de la serie al considerar que blanquea la discapacidad. No va desencaminada. 

Sin embargo, su manera de comunicarlo no ha sido la más elegante. Después de haber alabado la serie para su estreno en San Sebastián, la escritora escribió no hace mucho una columna de opinión en la que aseguraba que la serie era ‘nazi’ en su planteamiento de la discapacidad. Costa respondió en una entrevista que estaba más que molesta por la comparación de Morales. 

Lo cierto es que la producción más que adaptar la novela, se inspira en ella. Sobre todo, porque ‘Lectura fácil’ cuenta con diálogos internos de las cuatro protagonistas, algo difícil de plasmar en una serie que pretende agradar la público generalista, un objetivo que no comparte la obra de Morales. El actor y director de teatro Alberto San Juan está adaptando la novela a las artes escénicas a través de un lenguaje más experimental. 

Lo único que no ha conseguido enturbiar la polémica es la magnífica interpretación de las cuatro actrices, sobre todo, la de Natalia de Molina.