Pablo, un antropólogo forense especializado en yacimientos paleolíticos, sufre un ictus que le provoca una amnesia severa. Asistimos a una búsqueda interior por su memoria para recuperar sus recuerdos, en definitiva, su identidad.

Titzina Teatro tiene como señas de identidad de sus proyectos un trabajo de periodismo antropológico de entrevistas y convivencias. Crean investigando, adentrándose en la vida de otras personas y abordando realidades muchas veces desconocidas para transportar al escenario lo más destacable del ser humano. Su trabajo se ha convertido en un referente del teatro contemporáneo.

Con Búho, Diego Lorca y Pako Merino vuelven a conectar con sus orígenes en la Escuela Jacques Lecoq, apostando por un afinado trabajo interpretativo del texto y el teatro físico.

Los personajes están marcados por conflictos cotidianos, cargados de un poderoso contexto poético, que explora las relaciones humanas universales, capaz de elevar la anécdota a una dimensión cómica y trágica.

Con una eficaz economía de medios sobre el escenario, se consiguen ambientes visualmente sugerentes, oníricos y un lenguaje rítmicamente trepidante que combina artes escénicas diversas. Texto, música, interpretación, luces, escenografía y vídeo, construyen un relato dirigido a todo tipo de público.