Teatro que es hogar: "Llar" se estrena en el Rialto

Federico Menini es el creador y único protagonista de una obra que ha estrenado el Teatre Rialto y que reflexiona sobre qué es casa

El artista se acompaña de los malabares y otras habilidades circenses para sorprender y hacer reflexionar al público, en una escenografía con mucha madera y llena de escaleras. 

Federico Menini en "Llar".

Federico Menini en "Llar". / Levante-EMV

Casa o domicilio. Así define la RAE la palabra «Hogar», llar en valenciano. El término ha sido el elegido por Federico Menini para nombrar su nueva obra, que ayer se estrenó en el Teatre Rialto de València, y también tiene funciones hoy, mañana y el domingo.

Es una combinación de arquitectura y artes circenses, con la madera como protagonista, y fruto de la reflexión: tanto artística, pues Menini experimenta con diferentes disciplinas; como social, jugando con el significado de qué es un hogar y dónde está el refugio personal de cada individuo.

El protagonista, creador y productor de la obra —que presenta bajo el sello de su compañía— explica que en el escenario se refleja esa «búsqueda y construcción de un refugio, del hogar de cada uno, donde uno se siente a gusto». 

«La idea nació viajando y yendo de gira con otros espectáculos. Nos alojábamos en muchos sitios, pero al final donde estás a gusto es en casa, en el hogar que se construye uno mismo, que decora y distribuye», reconoce. «La obra va de construir ese sitio en el que se está a gusto y una reflexión de lo que es hogar», añade a Urban.

Malabares, escaleras, humor, ritmo... son algunas de las herramientas que usa Federico Menini para sorprender al público de todas las edades, sin texto. También hay que destacar que la música es original para la obra y que el escenario está repleto de elementos, fruto de los años de formación en Arquitectura del artista, lo que siempre se refleja en sus obras.

«Le doy mucha importancia a la escenografía y los equilibrios», dice el autor, de origen argentino y afincado en Alicante desde su niñez. En este caso, la escenografía la realiza conjuntamente con Jon Sábada.

Equilibros y escaleras

Así, en «Llar», el malabarista construye mediante equilibrios de elementos de madera para llegar a la estabilidad de los elementos, creando así un lenguaje propio lleno de sorpresas. La dirección corre a cargo de Lucas Escobedo y la iluminación, con Manolo Ramírez.

Afirman que es «un espectáculo original, único e innovador» que se está viendo completo, por primera vez, en València y durante este año rodará por diferentes municipios valencianos, además de estar en el Festival de Rua do Fundão, en Portugal.

Menini lleva más de 25 años en el mundo del circo y se ha formado en disciplinas de todo tipo —malabares, funambulismo, teatro, improvisación, equilibrios, clown, acrobacias, magia cómica, danza experimental...— que combina con sus habilidades circenses. Ha trabajado en compañías de España, Chile y Turquía.