07 de julio de 2014
07.07.2014
Adiós a uno de los grandes

Muere Di Stéfano, artífice de una liga y una Recopa para el Valencia

El argentino fallece a los 88 años víctima de una parada cardiorrespiratoria - El entrenador, que logró el ascenso de 1987, es el técnico con más partidos en Mestalla

07.07.2014 | 17:31
Di Stéfano, junto con Paredes, en el banquillo de Mestalla

El exentrenador del Valencia, Elche y Castellón Alfredo di Stéfano ha fallecido esta tarde en Madrid a los 88 años víctima de la cardiopatía severa que padecía. El argentino se encontraba ingresado desde el pasado sábado en la UCI del Hospital Gregorio Marañón tras sufrir una parada cardiorespiratoria a la salida de un restaurante de la capital.

Con la muerte de Di Stéfano el Valencia pierde al entrenador con más partidos en el banquillo de Mestalla  y a uno de los más importantes de su historia . El argentino dirigió al conjunto valencianista en un total de 365 encuentros en cuatro etapas en las que logró una Liga (1971) una Recopa (1980) y el ascenso a Primera División en 1987. Su balance fue de 162 victorias, 92 empates y 111 derrotas.

La aventura de la Saeta Rubia en el Valencia comenzó en 1970. Di Stéfano, con Julio de Miguel en la presidencia, confeccionó un conjunto basado en la solidez defensiva, con Abelardo en la portería ( 19 goles encajados) y bastiones como Sol, Aníbal, Antón y Jesús Martínez, combinada con la calidad de hombres como Claramunt, Forment o Valdez. La temporada fue avanzando y en el tramo final de Liga aquel equipo se vio con posiblidades de ser campeón. En la última jornada el Valencia llegó al viejo Sarrià como líder, con 43 puntos, para medirse al Espanyol. Los otros dos aspirantes, Barcelona (42) y Atlético de Madrid (41) se enfrentaban entre sí en el estadio Vicente Calderón. El empate (1-1) entre culés y colchoneros dio los valencianistas, pese a su derrota ante los 'pericos' (1-0), su cuarto título liguero 24 años después. Esa misma temporada, los hombres de Di Stéfano no pudieron completar un doblete histórico al perder la final de la Copa ante el Barça (4-3) en el Santiago Bernabéu.

En la siguiente temporada Di Stéfano continuó en el banquillo de Mestalla. El equipo mostró las mismas buenas sensaciones que en el curso anterior pero no pudo doblegar al Real Madrid y tuvo que conformarse con el subcampeonato. En la Copa volvieron a perder la final, esta vez, ante el Atlético de Madrid (2-1).

En la 72-73, el equipo comenzó a bajar su rendimiento y sólo alcanzó una discreta sexta plaza con 34 puntos mientras que en su primera participación en la Copa de Ferias debutó ante el Manchester City, pero cayó en la siguiente ronda ante el Estrella Roja de Belgrado. En la Copa, el papel valencianista también fue pobre al quedar apeado por el Castellón.

La trayectoria del conjunto que entrenaba Di Stefano iba cada temporada cosechando peores resultados. En la temporada 73-74 el Valencia finalizó la Liga en una decepcionante décima posición (la peor clasificación en los últimos 16 años) con 33 puntos (13 victorias y 14 derrotas), y fue eliminado de la Copa en segunda ronda por la UD Las Palmas. El entrenador argentino presentó su dimisión y ponía fin a su primera etapa en Mestalla.

Años más tarde, en 1979, y tras ganar el Valencia la Copa del Rey al Real Madrid con dos goles de Kempes, Pasieguito abandonó el banquillo para regresar a la secretaría técnica del club y volvió a confiar el equipo a Alfredo di Stefano. Aquel conjunto, con jugadores como el propio Matador, Solsona, Bonhof, Subirats o Saura, logró la Recopa de Europa tras vencer al Arsenal en una agónica tanda de penaltis en el estadio Heysel de Bruselas. Los valencianistas eliminaron a equipos como el Glasgow Rangers, con el mítico partido de Pablo en Ibrox Park, o el Barça, con un memorable 4-3 en el partido de vuelta en Mestalla.

En cambio, la trayectoria en Liga finalizó con un insulso sexto puesto y fue eliminado en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Sporting de Gijón. Al concluir la temporada, Di Stéfano abandonó de forma sorprendente la entidad de Mestalla que presidía entonces José Ramos Costa.

La última etapa de Di Stéfano en el Valencia comenzó en febrero de 1986 cuando tomó las riendas de la plantilla que hasta entonces dirigía Óscar Rubén Valdez. Aquel equipo estaba herido de muerte y la Saeta Rubia no pudo evitar el traumático descenso a Segunda División. El argentino aceptó el reto del nuevo presidente Arturo Tuzón de lograr el ascenso en la temporada siguiente. Di Stéfano confeccionó una plantilla trufada de jugadores de la cantera como Giner, Arroyo, Quique, Voro, Fenoll o Fernando y los fichajes de Alcañiz y Bossio. El Valencia logró el ascenso y solo pasó un añito en el infierno.

El ascenso 'renovó' el contrato de Di Stéfano pero el equipo mostró una línea muy irregular en la temporada 87-88 con resultados que le acercaron de nuevo a los puestos de descenso. Ni la llegada de la estrella argelina Rabah Madjer (debutó en Mestalla con derrota 1-2 ante el Athletic de Bilbao) hizo remontar al conjunto valencianista. La directiva, ante el miedo al fantasma de la Segunda División, destituyó al técnico argentino el 21 marzo tras perder en casa 1-3 ante el Real Zaragoza. Fue el último partido de Di Stéfano en el banquillo del coliseo de la Avenida de Suecia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook