Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En recesión

En recesión

En recesión

Una combinación de fútbol con sentido entre Negredo y Parejo con gol del diez para empatar el partido... Y poco más de caudal con sensatez ofreció el Valencia CF para intentar llevarse el derbi. Y eso que la solución inicial de incrustar a Javi Fuego entre los centrales con Carles Gil partiendo desde la derecha para buscar el centro y acumular allí gente le sirvió a los de Nuno para dominar. Pero sin la eficacia necesaria como para inquietar al equipo de Alcaraz. Así que el técnico local se percató de que a Javi Fuego le adornan una serie de virtudes, pero no es Xavi ni Kroos, y en la segunda parte rectificó y le produjo el cortocircuito al Valencia de las últimas jornadas. El fútbol del Valencia se fue apagando lenta y paulatinamente como una vela que se va consumiendo. Como una metáfora del juego en recesión que vienen ofreciendo los de Nuno. Exactamente igual. Incluso ofreciendo algo hasta ahora inusual: errores de concentración en la zaga (en el corner del primer gol, y fundamentalmente en la marca con la «mirada» en el segundo). Cómo lo vería Nuno de mal que echó mano de Parejo. Aún con varias semanas parado por su lesión y con la amenaza de cuatro amarillas sobre el de Coslada (y con el Barça al acecho la semana próxima). Y cierto es que el madrileño dotó de mucho más sentido y recursos la circulación de esférico en su equipo que en todos los minutos anteriores. Pero si hay que depender única y exclusivamente del de Coslada para tener algo de seguridad, para ese viaje no hacían falta estas alforjas (once incorporaciones este verano). Incluso alguno de los poco utilizados (De Paul) parece poder tener algo de recursos para ofrecer cuando vienen mal dadas, pero sin minutos que afiancen su juego, es francamente complicado. Las prestaciones fuera de casa deben mejorar si el objetivo es la Champions. El fútbol, tres cuartas partes de lo mismo (por no decir más aún). Los jugadores han de ver cómo se está apagando su fútbol y el entrenador debe encontrar más soluciones (es su trabajo). La semana que viene se planta en Mestalla el Barça y estoy seguro de que la implicación y la motivación va a ser extrema. Pero sólo con eso no da para vencer a uno de los transatlánticos del campeonato (y eso que es el Barça menos convincente de los últimos años). Mientras el fútbol siga en recesión, mal asunto.

Compartir el artículo

stats