Tavernes se volcó ayer con el vigésimo aniversario de la Penya Valencianista la Valldigna, cuyos actos llenaron a rebosar la Casa de la Cultura de niños y niñas, peñistas, aficionados y simpatizantes del Valencia CF de todas las edades, sobre todo por la presencia de los futbolistas del primer equipo, Mustafi y Feghouli, que fueron acogidos con gran expectación y emoción. Los jugadores estuvieron a la altura de las circunstancias, firmando decenas y decenas de autógrafos y fotografiándose sin parar con grandes y pequeños.

En representación del club de Mestalla también acudieron Damià Vidagany y Juan Cruz Sol y tampoco faltó el presidente de la Agrupación de Penyas, Blas Madrigal, así como representantes de las peñas de localidades cercanas a Tavernes como Benifairó, Simat o La Barraca. Por parte del Ayuntamiento de Tavernes acudió el alcalde, Jordi Juan, y el concejal de Deportes, Josep Llàcer.

La Penya Valencianista la Valldigna cuenta actualmente con un centenar de socios. Este colectivo afín al Valencia CF se fundó oficialmente en el año 1992 y en la actualidad el presidente es Salvador Carbó Climent.