20 de febrero de 2015
20.02.2015
Conflicto resuelto
El Valencia CF y el ayuntamiento alcanzan un acuerdo por la permuta del nuevo Mestalla
Play
El nuevo estadio de Mestalla, a medio construir, en la avenida de las Cortes Valencianas. Foto: EFE | Vídeo: Levante TV 

El Valencia CF y el ayuntamiento alcanzan un acuerdo por la permuta del nuevo Mestalla

El club saldará la deuda de 19,8 millones en un plazo de nueve años con un interés del 3,5% y ofrece como garantía de pago el terciario y el aparcamiento del estadio - El pacto permite la reanudación de las obras

20.02.2015 | 16:51

El Valencia CF y el Ayuntamiento han alcanzado un acuerdo para el pago de la deuda por la permuta de los terrenos del nuevo estadio de Mestalla, hasta ahora de propiedad municipal, lo cual permitirá también la reanudación "inmediata" de las obras del nuevo estadio.

Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, donde ha mostrado su satisfacción por un acuerdo que ha sellado esta semana con el presidente ejecutivo del Valencia, Amadeo Salvo y que pone fin a un conflicto que comenzó en 2005, cuando el ayuntamiento ratificó la permuta.

Barberá ha explicado que los términos del pacto incluyen que el Valencia CF abone la deuda por la cesión del solar de la avenida Cortes Valencianas en un pago a plazos durante nueve años, a un tipo de interés del 3,5%. De esta forma, el club, que debía 19,8 millones al consistorio, terminará pagando 23,3 millones.

El primer pago tendrá lugar tras la firma del acuerdo y será de 990.846 euros (el cinco por ciento de la deuda total), mientras que el 15 de octubre comenzará formalmente el período de nueve pagos, el primero de ellos por valor de 1,4 millones de euros.

El acuerdo explicita también que el Valencia CF cederá dieciocho parcelas al ayuntamiento, que ocupan un total de 73.000 metros cuadrados, 3.000 más que el propio terreno que ocupa el recinto.

Los gastos notariales serán asumidos por el club, quien como garantía ofrece el terciario y el aparcamiento del nuevo estadio situado en la avenida de Corts Valencianes (de 3.000 plazas de capacidad), que la alcaldesa espera no ejecutar, según ha dicho.

Por su parte, el Valencia ha emitido un breve comunicado en su web en el que indica que se ha alcanzado un acuerdo con el Ayuntamiento de Valencia "para consolidar, por parte del Club, la propiedad de la parcela del nuevo estadio del Valencia CF".

"Dicho acuerdo demuestra el firme compromiso de la entidad de Mestalla y de sus propietarios por afrontar los compromisos históricos pendientes con la Administración Pública, que quedan así solucionados", indica el comunicado, que añade que este acuerdo es relevante para "la reactivación y finalización de las obras del nuevo estadio".

La Junta de Gobierno Local ha aprobado una modificación para incorporar este acuerdo al convenio firmado en su día, por el que el Ayuntamiento cedió la parcela de Cortes Valencianas, tasada en 45,4 millones, a cambio de 18 parcelas para uso deportivo "en el barrio de Malilla, en la Ciudad del Artista Fallero, en la Ciudad del Aprendiz, en Favanella junto a la estación de Beniferri y en la Fuente de San Luis", valoradas en 25,6 millones, y de 19,8 millones en efectivo.

Garantía "claramente realizable"
Esa diferencia de 19,8 millones para cubrir la valoración total de la parcela del nuevo Mestalla ascenderá ahora a 23,3 millones al sumar los intereses del aplazamiento hasta 2024, diseñado según prevé la ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas y con la firma, como garantía "claramente realizable, en el caso de que tuviera que ejecutarse", de una "hipoteca líquida y realizable sobre el terciario y el aparcamiento" del estadio, de 3.000 plazas, ha explicado Barberá.

La alcaldesa ha remarcado que "si tuviera que ejecutarse, el aparcamiento o el terciario sería municipal, pero se podría seguir jugando al fútbol exactamente igual".

"Estamos hablando de sentimientos, porque el fútbol arrastra sentimientos, y de un equipo que es un embajador de Valencia". "Y lo que queremos es que siga con esa racha, que no se entorpezca nada y no interferir nosotros para nada, con la exigencia de esa garantía, en el funcionamiento deportivo, pero tiene que resarcirse el interés del patrimonio de todos los valencianos, no solamente de los valencianistas", ha recalcado.

Según Barberá, "en esta nueva etapa el Valencia asume y afronta con rigor y con responsabilidad la deuda que estaba contraída con todos los valencianos y se desbloquea este tema generado desde la permuta firmada en diciembre de 2005 por la crisis que ha vivido el Valencia y la crisis financiera", con "un acuerdo muy realista, muy realizable y muy respetuoso con el objeto principal del Valencia" que "garantiza la construcción del estadio, además de desarrollar equipamientos deportivos municipales" y de posibilitar "lo más importante, el retorno a los valencianos de la deuda".

Construcción del polideportivo de Benicalap
A preguntas de los medios, ha confirmado que en cuanto firmen y registren las escrituras pertinentes, con gastos notariales a cargo del club, esas parcelas pasarán a ser ya de titularidad municipal y también que el polideportivo de Benicalap "se va a hacer seguro" y se construirá "donde estaba previsto", al lado del nuevo estadio.

Por otro lado, Barberá ha aseverado que todavía no se ha reunido con la nueva presidenta del Valencia, Lay Hoon Chan, y ha aclarado que después del trabajo de los técnicos, llamó a Salvo para abordar este acuerdo y lo resolvieron en apenas "hora y media".

Ha respondido asimismo que, "de las palabras y la ilusión" que percibió en Salvo en ese encuentro, deduce que la readaptación del proyecto no supondrá ninguna merma de calidad y que, por contra, "habrá que mejorarlo" y finalmente "será de los mejores de Europa seguro y, además, más adecuado probablemente en su financiación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook