Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra época

Dos modelos de éxito desde la defensa

Cuando Nuno valora la presencia de Otamendi no lo hace de cara a la galería, sino porque es una pieza clave en la solidez defensiva, donde comienza a construirse el grupo

Dos modelos de éxito desde la defensa

Dos modelos de éxito desde la defensa

­Con el paso del tiempo se valora aún más la proeza que logró el Valencia CF de la mágica temporada 2003/04, curso en el que se sacó más brillo que antes en el palmarés con la consecución del doblete (Liga y Copa de la Uefa). Aquel grupo dirigido por Rafa Benítez había roto dos años antes una barrera que se resistió tres décadas, con un título de liga que nadie presagiaba a principio de curso. Hoy el cuadro blanquinegro visita al Atlético de Madrid, una victoria significaría intercambiarse la posición con el campeón de liga y alimentar aún más la ilusión de una afición entregada con el grupo. Los más atrevidos hasta se hacen cálculos para ver sus opciones de conquistar la liga, palabra prohibida en el vestuario, más allá de que llevan acumulados más puntos (53 en total) que en aquella histórica temporada (51 después de las 25 jornadas). Levante-EMV ha hablado con varios miembros de aquel grupo que logró la proeza, a la búsqueda de semejanzas y diferencias con aquel equipo que siempre estará en un lugar privilegiado de la historia.

Considerando que cada edición del campeonato es diferente, y que en el apartado presupuestario hace once años no había tanta distancia entre el Real Madrid y el FC Barcelona con el resto de clubes, se coincide en que se están fijando bases sólidas para poder soñar en un futuro. Y el origen es la importancia que Nuno le da a los conceptos defensivos. Rubén Baraja reconoce que «nosotros éramos un grupo muy sólido atrás, los rivales nos creaban muy pocas ocasiones de gol, se construía el equipo a partir de la defensa».

Con los números sobre la mesa, esta temporada el Valencia CF es el segundo equipo que menos goles ha encajado en liga, sólo superado por el FC Barcelona, situación que también apunta Curro Torres: «Lo que veo más parecido con nuestra época es el trabajo defensivo y colectivo que presenta el equipo, además de materializar las ocasiones de gol que crean, a las que sacan el máximo rendimiento. No es un equipo que vaya muy alegre al ataque, y sí logra un equilibrio en todas las líneas a la hora de defender». Nuno le da mucha importancia a esta faceta del juego, que se quiere seguir puliendo para que Diego Alves no tenga que multiplicarse semana tras semana. Un aspecto que diferencian sobre la «solidez» que presentaba el Valencia CF de Rafa Benítez es la elección de los futbolistas. «Nuestro equipo tenía a gente más veterana atrás, éramos más sólidos», apunta Juan Sánchez, con una visión parecida a la que da Javi Garrido: «Aquel equipo estaba muy bien trabajado, le hacían muy pocas ocasiones de gol». Mista resalta la importancia que tiene la experiencia en un grupo, sobre todo en los malos momentos: «Gente como Ayala o Carboni, por darte dos ejemplos, en los momentos complicados transmitían la tranquilidad necesaria».

Entrando en el apartado táctico, si en la temporada 2003/04 el sistema era prácticamente innegociable, el equipo actual ha ofrecido a día de hoy un gran número de alternativas, aspecto que valora positivamente Jorge López: «En nuestra época quizá éramos de tener un planteamiento fijo en la manera de jugar, más como bloque, esta temporada con Nuno el equipo es más versátil. Es una virtud que tiene este equipo. Nosotros teníamos un sistema y a partir de ahí íbamos rotando los jugadores, sin que se notara el rendimiento». Angulo secunda esta reflexión: «La similitud es que no sólo tienen un once inicial, es un grupo de gente muy implicada y juegue quien juegue no bajan en el rendimiento. Los 20 jugadores que tienen Nuno a su disposición no desentonan cuando están sobre el césped, el técnico es capaz de motivar y sacar el máximo rendimiento a todos. Y el Valencia actual tiene una gran variedad de planteamientos, bien con extremos o con juego interior».

Nadie duda, como asegura Curro, que «si mantienen el bloque en un futuro habrá opciones de seguir creciendo». ¿Se volverá a construir un Valencia como el del doblete?

Compartir el artículo

stats