Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alesanco sube a rematar

Alesanco sube a rematar

Alesanco sube a rematar

En su última etapa como jugador del Barça, el central Alesanco subía a jugar de 9, a las órdenes de Johan Cruyff, cuando la situación era crítica para el conjunto azulgrana y necesitaba remontar. Como tantas otras ideas de Cruyff, la anécdota se convirtió en categoría y otros equipos lo imitaron con sus respectivos centrales cuando lo requerían. El dueño del Valencia CF, Peter Lim, desconoce, seguramente, el pasado futbolístico de Alesanco, y tampoco tiene la intuición de Cruyff para inventar, pero sirva la metáfora para ilustrar cómo Lim ha enviado al director de la cantera a rematar ahora el córner de la dirección deportiva, también en una situación desesperada y descorazonadora.

Al enterarse del nombramiento, el bajonazo fue generalizado entre el valencianismo, que esperaba un perfil más alejado del deprimente estatus quo actual. El nombre de Alesanco está demasiado ligado a Joan Laporta y al establishment de Lim. Su paso por la cantera, desde diciembre de 2015, tampoco ha dejado un poso como para alimentar expectativas.

El club ha vuelto a tomar el pelo a propios y a extraños. Primero al afirmar que Alesanco solo se quedaría de director deportivo de manera interina. Después al asegurar que se crearía una potentísima dirección deportiva con gente fuerte vinculada a la casa. Ni una cosa ni la otra.

Sin embargo, sería imprudente e injusto juzgar a Alesanco como director deportivo antes de arrancar. O después de haber arrancado con Zaza, un fichaje avanzado por Suso, su antecesor; y con Orellana, una ganga facilitada por su mal carácter en el Celta (como ya se atisbó en la expulsión del pasado sábado en Mendizorroza).

Lo primero que necesita el Valencia para la próxima campaña es una idea de juego. Y eso pasa por saber quién será el entrenador. Si Voro quiere seguir o no (un enigma hasta asegurarse de la salvación). Y de cuánto dinero dispone Alesanco para regenerar una plantilla que urge ser muy reforzada sobre todo en la estructura defensiva.

Al preguntar por Alesanco a un excompañero suyo en su etapa de futbolistas de las categorías inferiores del Athletic, este asegura que a José Ramón le sobra personalidad y conocimientos para el nuevo desafío. La medida ha sido muy antipopular en Mestalla. Falta por ver si, con sus decisiones, Alesanco demuestra que puede volver a subir al ataque para remontar.

Compartir el artículo

stats