12 de marzo de 2018
12.03.2018
Gen competitivo

En qué se parece el Valencia de Marcelino al de Benítez

El aspecto psicológico y físico, el orden defensivo, dos mediocentros decisivos y el acierto rematador sitúan al actual València a ritmo de récord histórico

12.03.2018 | 17:57
Marcelino García Toral y Rafa Benítez

El bloque de Marcelino va camino de récord histórico tras su triunfo en Sevilla 0-2. Si el Valencia CF mantiene la misma media que le ha llevado a sumar 56 puntos en 28 jornadas alcanzaría los 76, por lo que está en condiciones de batir su récord histórico, 77 puntos en ligas de 38 jornadas ya que el año del subcampeonato de Luis Aragonés el Valencia acumuló a 83 puntos aunque con 44 jornadas. El calendario es realmente asequible.

Recuperado plenamente el gen competitivo, es el momento de comparar al actual Valencia con las otros dos bloques que alcanzaron los 77 puntos, el de Benítez campeón de liga en 2004, y el de Nuno, cuarto en 2015. Aunque para la historia Benítez será el entrenador de los títulos y Nuno el que devolvió aunque fugazmente al Valencia a la Champions, lo cierto es que ambos comparten la etiqueta de entrenadores con mejor puntuación histórica.

Si hay algo que asemeje a ambos entrenadores por encima de todo es que saben sacar rendimiento a futbolistas que en otros momentos de sus carreras tienen prestaciones mucho más bajas. Es el caso de futbolistas como Rodrigo, Santi Mina o Parejo que con Marcelino han alcanzado su mejor momento. El trabajo mental y sobre todo físico también tiene grandes similitudes en las dos etapas.

El Valencia de Benítez fue en 2004 sobre todo un bloque muy compacto, que sólo recibió 27 goles en los 38 partidos de competición. El de Marcelino no lo es tanto, pero es rocoso como aquel y difícil de doblegar. Ya ha encajado 30. Pero los Pellegrino, Ayala o Marchena de aquellos años podrían ser una tripleta más o menos homologable a los actuales Murillo, Paulista y Garay, aunque aquel equipo de Benítez estaba mucho más hecho y dos años antes ya había sido campeón. Cañizares, por ejemplo, ya acumulaba tres trofeos Zamora.

El medio centro titular de aquella época era una dupla ya mítica, la formada por Baraja y Albelda. Hoy, la que componen Parejo y Kongdobia aún está lejos de alcanzar la trayectoria global de aquella, pero es la primera vez prácticamente desde entonces que el Valencia tiene dos jugadores perfectamente identificables en esa posición, con distribución de juego, pase final y aportaciones decisivas para sumar puntos.

En las posiciones adelantadas el València tiene tres futbolistas entre los 12 máximos goleadores de la liga española. Ninguno acumula registros de goleador de máximo nivel, pero la suma entre los tres es destacable. Rodrigo (12), Zaza (11) y Santi Mina (11) se han convertido en una tripleta realmente decisiva. En el Valencia de Benítez, el gol estaba algo más repartido en distintas posiciones del campo. El máximo goleador del equipo en aquella liga fue Mista, con 19, seguido de Vicente, con 12, y Oliveira y Baraja, con ocho.

El Valencia sólo perdió siete partidos en la liga que acabó en 2004, los dos últimos cuando ya era campeón. Esta temporada ya ha perdido seis.

Mientras, el equipo que dirigió Nuno y que en 2015 también logró 77 puntos e igualó el récord histórico también destacaba por su orden defensivo. La pareja Otamendi-Mustafi solo coincidió una temporada, pero fue clave en el cuarto puesto de aquella campaña, incluso en el aspecto goleador. Otamendi anotó seis goles. Ese año, Diego Alves empezó a consolidar su fama de parapenaltis, fue el año de la aparición de Gayà de la confirmación de Paco Alcàcer, la irrupción de André Gomes, la consolidación de Javi Fuego o el récord goleador de Parejo, 13 goles. Pero fue flor de una temporada, porque aquel bloque ya no tuvo continuidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine