12 de agosto de 2018
12.08.2018
Un espacio sin tabaco

Menos humos, Mestalla

La afición aprueba mayoritariamente la prohibición desde ayer de fumar en el coliseo valencianista

11.08.2018 | 22:51
Algunos de los lugares donde todavía se podrá fumar en el estadio de Mestalla.

Un estadio de fútbol es un lugar donde el deporte, y sus valores, son los grandes protagonistas. En esta línea, hace ya tiempo que está prohibida la venta de bebidas alcohólicas, pero a ello algunos clubes, como el Valencia CF, han decidido sumar también la lucha contra el tabaco. Esta será la primera temporada en la que los fumadores tendrán que ir a los sitios habilitados para ello.

La clásica imagen del fumador de puros en la grada de Mestalla será, a partir de esta temporada, historia. Así lo anunció el club el pasado mes de junio, cuando presentó su campaña de abonos para la temporada 2018/19 y anunció la prohibición de fumar en las gradas, aunque sí se habilitarán espacios dentro de recinto, en lugares abiertos, para poder fumar. Y así se materializó ya ayer durante el partido del Trofeo Naranja.

Ante las puertas del estadio, la mayoría de aficionados y aficionadas estaban a favor de la medida, incluso gente fumadora, como Pilar Huerta, explicaba que «no sabía que ya no se puede fumar, pero me parece perfecto porque hay gente que sí le molesta y los asientos están muy cerca unos de otros».

En la misma línea se expresaban una pareja de fumadores como José y Sonia, de Cullera, que habían acudido al estadio con sus hijos: «Me parece una medida muy buena y saludable y también para dar un buen ejemplo a los niños. Al final es un recinto deportivo y está bien que no se pueda fumar en él», decían para agregar que les parecería bien que se hiciera una ley autonómica que prohibiera fumar en los estadios.

Estas opiniones cuadraban con las encuestas que se hicieron este mismo año, por parte de la asociación de pequeños accionistas, y que revelaban que el 90 % de los asistentes habituales a Mestalla aprobarían la decisión de que no se pudiera fumar en las gradas.

Pero, como todo en la vida, hay gente que no esta conforme. De este modo, Marc Castelló, de Gandia, pensaba que «mucha gente seguirá fumando hasta que empiecen a multar o algo». A él, como fumador, no le parecía bien, aunque sí decía comprenderlo, sobre todo, por los menores que acuden a ver el fútbol. Otros, como Amparo y Daniel, de Alginet, ya pensaban en soluciones «comeremos pipas para combatir los nervios», decían con filosofía.

El propio club valencianista ya indicó, cuando anunció la medida en junio, algunos de los motivos de la misma. Explicaban que querían ser «un lugar acogedor para las familias y saludable para todos los valencianistas». Y añadía que «somos un referente social y queremos aportar nuestro granito de arena para mejorar la calidad de vida de los valencianistas».

Otros clubes restrictivos


El València se suma así a otros clubes españoles que ya habían prohibido fumar en sus gradas. El pionero fue el FC Barcelona y desde enero de 2012 no se puede fumar en ningún lugar del Camp Nou, tras aprobarlo en su asamblea de compromisarios.

En el País Vasco, en cambio, la medida vino de más arriba, pues fue el Parlamento vasco el que aprobó que no se permitiría vender bebidas alcohólicas ni fumar en espacios como estadios de fútbol y frontones. Una medida a la que también se referían ayer algunos de los aficionados.

Aquí, de momento, La Generalitat Valenciana deja, de momento, en manos de los clubes la decisión de prohibir o no fumar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine