08 de septiembre de 2018
08.09.2018
Superdeporte

El Telegraph afirma que Cheryshev está siendo investigado por supuesto dopaje

El caso nace de unas declaraciones de Dimitri, padre del jugador, que habría afirmado que su hijo se inyectó hormonas de crecimiento antes del Mundial

08.09.2018 | 19:51
Denis Cheryshev, con la selección de Rusia.

El jugador del Valencia CF Denis Cheryshev estaría siendo investigado por una agencia antidopaje a raíz de unas declaraciones atribuidas a su padre Dimitri, en las que habría asegurado que el internacional ruso se inyectó hormonas de crecimiento, antes de la disputa del pasado Mundial, tal como informa el diario Telegraph.

El extremo zurdo, autor de cuatro goles en la cita mundialista, ya se defendió de las acusaciones el pasado mes de julio, indicando que desconocía "de dónde sacó eso el periodista" de Sport Weekend, medio que publicó la entrevista. "Tal vez no entendieron a mi padre porque nunca he usado ninguna sustancia prohibida". La Federación Rusa fue la primera en salir al cruce y defender al atacante valencianista, al anunciar que dicho tratamiento consistió en "una inyección de plasma rico en plaquetas" e insistir en que todo se reducía a una incorrecta traducción de las palabras de Dimitri Cheryshev. Por su parte, desde Sport Weekend se informó que el padre de Cheryshev se refirió al "factor de crecimiento" en varias ocasiones.

Margarita Pakhnotskaya, vicedirectora general de la Agencia Antidopaje Rusa, informó que tomó declaraciones tanto a Dimitri como a Denis Cheryshev y que, en consecuencia, había enviado un informe a la Agencia Española de Protección de la Salud y a la Agencia Mundial Antidopaje. Fue un portavoz de la segunda agencia, según el Telegraph, quien confirmó que se estaba "investigando el caso en colaboración con Rusia y en contacto con España".

Cabe recordar que el uso de la hormona del crecimiento no constituye de por sí un delito antidopaje, siempre que se trate de un tema médico. Sin embargo, de lo contrario, se puede llegar a castigar con cuatro años de inactividad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook