Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Pizarra

La victoria se resiste más que nunca

El Valencia merece la victoria en todos los sentidos ante un rival que disparó una vez

La victoria se resiste más que nunca

La victoria se resiste más que nunca

Partido de alta tensión debido a la situación en la que se encuentra el Valencia CF, ante un Valladolid que es mejor fuera de casa. Seguro que iba a poner en marcha el reloj para buscar los nervios de Mestalla.

Sistemas tácticos idénticos

Los dos equipos salieron al campo con el 1-4-4-2 que utilizan normalmente, más defensivo el del Valladolid. El Valencia CF, con Parejo y Wass en el medio, y el resto los habituales, salió bien de inicio. Movía bien la pelota y realizaba buenas incursiones por banda, que como de costumbre no encontraban el remate adecuado. Soler, Rodrigo y Cheryshev disfrutaron de ocasiones muy claras en el primer tiempo y el equipo siguió jugando sin nervios, con Parejo pidiendo la pelota. Pero es un futbolista que siempre da la cara.

Dinámicas y remate

El Valencia CF está dentro de una dinámica negativa y así es muy difícil ganar los partidos. Sigue acusando esa falta de acierto cara al gol. Dominó el partido hasta el final e incluso adelantándose en el marcador, no pudo ganar por ese golazo de Alcaraz desde 27 metros que tira por la borda.

Penalti, gol y puntilla

En el tramo final se mostró toda esta dinámica. Rodrigo, que pidió lanzar el penalti, no fue capaz de acertar. En un arranque de rabia, vino el gol de Parejo tras una buena combinación. Parecía que la victoria era segura, pero en el único tiro del Valladolid, Alcaraz metió la pelota en la escuadra ante la mirada de Neto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats