06 de febrero de 2019
06.02.2019
SEMIFINALES DE COPA DEL REY
Betis 22Valencia

La gran noche de Gameiro

El delantero francés pasa el primer gol a Cheryshev y marca el segundo en un empate en el Villamarín muy positivo para el Valencia - El equipo de Marcelino lo pasa muy mal ante un notable Betis, pero reacciona con los cambios del técnico asturiano

06.02.2019 | 12:23

Kondogbia y Gameiro rescataron a un VCF timorato hasta entonces en el Villamarín. Los dos cambios de Marcelino para el último tramo impulsaron al equipo a un resultado esperanzador para la vuelta de estas semifinales de Copa, el día 28 en Mestalla. En realidad, Gameiro conectó con Cheryshev por la izquierda y destrozaron a un gran Betis. Se repartieron los regalos: primero Gameiro cedió el gol a Cheryshev y, en el minuto 90, al contrario. Los fichajes del verano, tan razonadamente criticados, dieron por fin el paso adelante que se les exigía. Aunque con muy poca posesión, el VCF remató más que el Betis y Joel se empleó más a fondo que Jaume. Y Rodrigo, una vez más, estuvo magnífico.

En un ambiente eléctrico en el Villamarín, el Valencia al principio jugó con miedo y lo pagó en el último minuto de la primera parte. Gayà, solo, cedió con el pecho un córner a pesar de que el meta Jaume le estaba pidiendo el balón. En ese saque de esquina ensayado, Canales centró al segundo palo, Sidnei volcó el esférico hacia el centro y Loren cabeceó a gol.

El Valencia se marchó con el peor gusto al descanso. A los puntos había sido superior el cuadro de Quique Setién. El conjunto de Marcelino solo dispuso de cinco minutos prometedores, cuando Rodrigo estuvo a punto de embocar de primeras un centro raso de Carlos Soler (lo evitó el portero Joel) y, a continuación, con un cabezazo alto de Santi Mina. En esos momentos dio la impresión de que el VCF, estirado por la serenidad de Parejo y los quiebros de Rodrigo, iba a sentenciar.

Pero fue muy efímero el arrojo valencianista. Canales, el mejor de largo de los locales, detectó un punto débil en la zaga visitante: el espacio entre Cheryshev y Gayà. El jugador cántabro flotó en esa zona propiedad de Joaquín y lanzó los mejores ataques.

El VCF comenzó la segunda parte con mucho más desparpajo: un giro espectacular, de espaldas, de Rodrigo le rompió la cintura a Carvalho. El pase de Rodrigo en profundidad lo resolvió fatal Santi Mina. A continuación marcó Joaquín de córner, muy enroscado y a media altura porque Jaume sacó el balón de dentro, según designó el VAR. Marcelino reaccionó con dos cambios: entraron Kondogbia y Gameiro por Coquelin y Santi Mina. El efecto fue inmediato. Kondogia empujó más arriba y Gameiro le dio la profundidad necesaria. Un centro suyo desde la línea de fondo lo remató, esta vez sí a gol, Cheryshev.

El VCF aprovechó la inercia del gol en los últimos instantes ante un Betis acunado por su espléndida afición. La conexión Gameiro-Cheryshev echaba chispas. El ruso cabeceó al larguero un centro del francés. Pero había más. Una pared entre ambos acabó con el remate a gol de Gameiro y con los 700 valencianistas por primera vez en éxtasis, en verdadera ebullición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook