30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Tardor da más sensación de himno"

¿Y cómo se define el relato?

Lahuerta: Justo la que ha acuñado Lawerta con sus obras. El relato inconformista, la voluntad de querer llegar y soñar que no tenemos techo. Está todo ahí, en la lona. Tenemos una iconografía muy potente. El gol de Forment, el larguero de Quique, Kempes, Puchades, Roberto Gil.

Lawerta: Con unas conversaciones que tuve con el club me cité en el bar de los Veteranos, me sorprendió ver que Guillot, todo un ídolo, estaba allí y apenas era conocido para los que entraban a almorzar. Para muchas generaciones estaba Kempes, y detrás de Kempes un agujero negro.

Lahuerta: No es justo del todo, porque sí ha habido una minoría que eso lo ha masticado mucho, pero sin capacidad para hacerlo visible.

¿Qué manifestaciones artísticas en torno al Centenario os han gustado más?

Lahuerta: La canción que más me ha gustado es la de Tardor. La que más me gusta de Cisco Fran es la que ha hecho fuera del Centenario, que es la de Sarrià 71.

Lawerta: Como canción, no porque me guste más si no porque encaja mejor como himno, quedo con la de Tardor. Da más sensación de himno. Eché en falta por parte del club iniciativas como la del concierto de Últimes Vesprades. ¡Te estaban dando todos los grupos las canciones! Nadie pedía dinero, todo sumaba para hacer más grande la fiesta.

¿Entendéis que la canción de Tardor no sonase ni en la Fan Zone, ni en el Villamarín, ni en Mestalla?

Lahuerta: No. Además es una canción que se ha consolidado, tiene la legimitimidad de la gente. En los discursos de Oltra y Ribó, curiosamente, sí las citaron. Y les vino muy bien porque tiene tres o cuatro pasajes que sintetizan la historia del club de manera muy clara. La de Tardor es claramente una canción del Valencia. Joan Ribó, que no es nada futbolero, supo verlo.

Compartir el artículo

stats