13 de junio de 2019
13.06.2019
Juicio

Soriano dice que el confidente le advirtió del secuestro de Soler: "Querían cortarme dedos y orejas"

El expresidente del Valencia CF asegura que el constructor quería "hacerle daño" por su deuda

13.06.2019 | 11:35
Vicente Soriano.

El expresidente del Valencia C.F. Vicente Soriano ha asegurado que el confidente de la Policía y acusado en la causa Rachid Behdaoui se reunió con él para avisarle de que el otro expresidente che Juan Bautista Soler quería "hacerle daño" por el "problema económico" que ambos mantenían a raíz de la deuda generada por la venta de un paquete de acciones del club valencianista.

En concreto, ha relatado que Rachid le explicó que el plan de secuestro supuestamente encargado por Soler contemplaba esperarle a la salida de la cafetería en la que desayunaba, meterle en un furgón, sedarle y llevárselo a Francia para, una vez cruzada la frontera, chantajearle a él mismo y a su familia para que pagara la deuda."Y después dejarme tirado en una gasolinera con dinero y drogas. Me dijo que querían cortarme dedos y orejas", ha afirmado Soriano.

Así se ha pronunciado Soriano este jueves en este juicio, que se está repitiendo por orden de la Audiencia de Valencia tras la aparición de Rachid Behdaoui, confidente de la Policía, del que se tuvo conocimiento que se encontraba en prisión preventiva en Gibraltar como sospechoso de un robo a mano armada. Rachid ha sido trasladado de forma temporal para estar presente en la vista.

En este procedimiento hay cuatro acusados: Soler, Rachid, el empresario italiano Ciro d'Anna y el ciudadano magrebí Abdellatif Laarouibi, conocido como 'Tati'. Fiscalía solicita para Soler y los dos empresarios nueve meses de prisión por un supuesto delito de detención ilegal.

La acusación particular, que representa a Vicente Soriano, demanda ocho años para Soler, D'Anna y 'Tati' por el secuestro, mientras que seis años de cárcel por el mismo delito para Rachid, aunque con la atenuante de haber colaborado en la investigación.

Soler declaró este pasado miércoles como acusado por el presunto intento de secuestro y dijo que siempre se negó a "participar en nada ilegal", pese a que incluso recibió "amenazas veladas" para que fuera parte del operativo para el rapto. Asimismo, justificó que no acudió a denunciar estos hechos a la Policía porque "tenía mucho miedo" a recibir "represalias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook