17 de junio de 2019
17.06.2019

Maxi, fichaje de lenta maduración

El Celta rechaza la oferta de 32'5 millones del West Ham por el delantero uruguayo y endurece su posición con la posibilidad de que la Copa América revalorice al delantero - El Valencia, con la llave de Mina y el ok del jugador, sigue siendo el favorito

17.06.2019 | 04:15
Maxi, fichaje de lenta maduración

El fichaje de Maxi Gómez avanza con lenta maduración. El Valencia cuenta con la conformidad del delantero y con la carta ganadora de tener entre sus filas al delantero (Santi Mina) que sustituiría al atacante uruguayo en el Celta de Vigo. Es una operación condenada al entendimiento en la que el club de Balaídos, como es lógico, también mantiene una posición de fuerza en la que el tiempo es uno de sus precioso aliado.
El club gallego sabe que la Copa América, en la que Uruguay debuta esta medianoche frente a Ecuador, puede ser un factor que multiplique la cotización de Maxi Gómez, que a sus 22 años es uno de los exponentes de la temible delantera charrúa integrada junto a Luis Suárez, Edinson Cavani y Cristhian Stuani. Otro gesto de contundencia del club vigués ha sido la negativa a aceptar la oferta del West Ham por 32'5 millones de euros, tal como informó ayer Faro De Vigo. Un mensaje que, en cierto modo, también dirigido al escenario negociador con el Valencia, en el que la principal batalla está en la tasación de los dos jugadores que entran en la operación, Maxi Gómez y Santi Mina.

La exigencia celtista con la que partió la negociación es de 25 millones más el traspaso de Santi Mina. Una petición que desde el club de Mestalla se ve exagerada. El Valencia entiende que el caché de Santi Mina es bastante superior, por lo que el margen negociador blanquinegro comprende, de momento, una oferta de 15 millones más Santi Mina.

Maxi Gómez es uno de los nombres de la actualidad valencianista, junto al de Kang-In Lee. El jugador surcoeano, que ha ganado el balón de oro como mejor jugador del Mundial sub'20 que se ha disputado en Polonia, es el segundo valencianista que obtiene este galardón, tras el conseguido con anterioridad por el uruguayo Nico Olivera. El mediapunta recibió este trofeo en el Mundial de la categoría que se disputó en Malasia en el verano de 1997, en el que marcó dos goles para la selección de su país, que al igual que ahora Corea del Sur, fue finalista de la competición. En aquel torneo, los uruguayos perdieron en la final ante Argentina (1-2) en una competición a la que Olivera llegó tras haber cubierto su primera y única temporada con la camiseta del Valencia. Tras su campaña en el Valencia, Olivera ofreció un mejor rendimiento en el Sevilla, con el que jugó durante cuatro temporadas, antes de hacerlo en el Valladolid, Córdoba y Albacete, además de en el fútbol mexicano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook