02 de julio de 2019
02.07.2019

La prudencia de Kang In Lee

El futbolista surcoreano asegura que no sabe nada de su futuro: "No sé cuándo van a tomar una decisión"

01.07.2019 | 20:47
Kang In Lee, en el banquillo de Mestalla en enero pasado.

El jugador surcoreano del Valencia, Kang In Lee, evitó ayer hablar sobre su futuro y su posible cesión a otro club durante un acto celebrado en Seúl. «Sinceramente, no tengo nada que decir. Tanto si me quedo en el Valencia o me voy a otro equipo, mi objetivo es siempre dar lo mejor de mí cuando juego», respondió con toda la prudencia del mundo el centrocampista al ser preguntado durante un evento para festejar el subcampeonato de Corea del Sur en el Mundial Sub-20 de junio, donde Lee fue elegido mejor jugador del torneo.

La posibilidad de que Kang In Lee, de 18 años y que tiene contrato con el club ché hasta 2022, pueda salir cedido está cada día más abierta. El club ve absurdo que el centrocampista se quede en el Valencia CF sin mayor protagonismo en el equipo, así que la idea inicial es que pueda jugar más minutos esta temporada en otro equipo tras su excelente Mundial Sub-20 en Polonia. El Levante UD es uno de los equipos bien colocados para obtener su préstamo. Es un futbolista que se adapta al perfil de Paco López y, además, el Valencia CF ve como una excelente opción que el surcoreano continúe viviendo en Valencia.

El campeón del mundo sub-20, sin embargo, asegura que el Valencia CF no le ha comunicado si cuenta con él o si debe salir cedido. «No sé cuándo se va tomar una decisión», dijo Lee en declaraciones que recoge la agencia surcoreana Yonhap. «Vamos a ver que pasa. La temporada no ha empezado aún», añadió el jugador, que dijo que tiene previsto volar de regreso a España a principios de este mes.

Criado en la cantera del Valencia desde los 10 años, Lee debutó la pasada temporada en dieciseisavos de final de la Copa del Rey y acabó disputando 11 encuentros en diferentes competiciones.

Maxi Gómez, más cerca

Mientras, el Valencia CF acerca posturas para fichar a Maxi Gómez y «venderle» a Santi Mina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook