01 de agosto de 2019
01.08.2019

Tebas intercede por Mateu Alemany

El presidente de la Liga, que impulsó la llegada del mallorquín al Valencia CF en 2017, hace llegar a Peter Lim su preocupación por la crisis institucional del club - Anil Murthy asistió ayer en Madrid a la asamblea de la competición

01.08.2019 | 04:15
Tebas intercede por Mateu Alemany

Un nuevo elemento, y de mucho peso, apareció ayer definitivamente para mediar a favor de la continuidad de Mateu Alemany como director deportivo del Valencia CF. Javier Tebas, presidente de la Liga, ya se puso en contacto con el mallorquín el martes para ofrecerle todo su apoyo. Es lógico: Tebas fue quien impulsó la entrada de Alemany en el Valencia CF, cuando el club era un barco a la deriva por las erráticas decisiones de su máximo accionista, Peter Lim. La aparición de Tebas en escena resulta fundamental. De hecho, ya lo ha sido. Lim conoce la preocupación de la Liga, que vigila por la estabilidad de los clubes, más si se trata de uno con el potencial del Valencia CF. El presidente del club, Anil Murthy, tuvo la ocasión de charlar ayer con Tebas, en la asamblea de la Liga, donde el Valencia CF suele ser representado por Mateu Alemany.

El director general general del club viajará junto Murthy, entre hoy y mañana, a Singapur para reunirse con Peter Lim. La cita es clave, vital, para deshacer el nudo que ahoga ahora mismo la gestión deportiva de la entidad, justo en el momento en el que mejores perspectivas había para construir un Valencia CF poderoso, como el de los mejores tiempos. Con el propio Alemany el director del área técnica, Pablo Longoria, apartados hasta nueva orden, la reunión se presenta fundamental para establecer las bases de quién y cómo ha de establecerse la planificación deportiva. La primera opción ahora mismo es que Alemany y Lim se reconcilien, después de la crisis vivida esta semana, lo que supone que el exdirigente del Mallorca debe de aceptar las condiciones del máximo accionista. Todo dependerá de cuáles son sus pretensiones. Sobre la mesa hay varias desavenencias que resolver: el futuro de Kang In Lee y los fichajes de Rafinha o de Otamendi. Lim quiere al coreano compitiendo ya en el primer equipo y, por tanto, niega la incorporación del barcelonista. Sobre Otamendi, lo quiere en el Valencia CF de nuevo. Pero no son las únicas diferencias. El distanciamiento viene de lejos.

Murthy emitió ayer un comunicado en el que habla de «paciencia», «esperanza» y de «limar pequeñas diferencias» de cara a una reunión, confirma, que tendrá lugar mañana o el viernes en Singapur. «Mateu Alemany yo yo vamos a viajar a Singapur, y espero que el resultado sea el bien del Valencia CF. Estoy muy decepcionado por esta situación (...) pero el fútbol es siempre complicado y hay situaciones que, desafortunadamente ocurren», escribió.

«Mi esperanza es que aquí en València tomemos las decisiones correctas para limar las pequeñas diferencias por el bien del club. (...) Tras dos años de éxitos, debemos seguir haciendo lo mejor para el club y todos sabemos desde el principio que hay un (ONE en mayúsculas, en la versión de la carta en inglés) accionista mayoritario. Tanto Peter Lim como todos en València lo que queremos es seguir trabajando en un club que sea exitoso y sostenible» escribió. El «ONE» es para dejar claro quién manda.

Los capitanes querían ir
Murthy le ha transmitido estos días a Lim que la marcha de Alemany abriría una brecha irreparable y ahí está la unión plantilla-dirección deportiva-afición para demostrarlo. Hasta el punto de que los capitanes del Valencia CF, tal como informa Superdeporte, se han ofrecido a viajar, también, a Singapur. Parejo, Rodrigo, Gayà, Jaume y Kondogbia están dispuestos, si fuera necesario, a subirse al avión para convencer a Lim de que la continuidad de Alemany y, por tanto de Marcelino, es fundamental para la progresión del equipo.
Los futbolistas plantearon esta posibilidad a Murthy, durante la reunión del martes en Paterna, Una oferta era viajar y las alternativas eran enviarle un escrito firmado por todos los futbolistas o incluso hablar por videoconferencia. Murthy dijo que no era necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook