03 de agosto de 2019
03.08.2019
Brighton21Valencia CF

Derrota para aprender en Brighton

El Valencia se adelanta en el marcador pero acaba perdiendo con un gol de penalti y otro de cabeza tras un centro lateral

03.08.2019 | 04:15

El Valencia CF cosechó su segunda derrota (2-1) de la pretemporada. El equipo fue de más a menos y acabó perdiendo un partido que tenía encarrilado y controlado con el gol de Dunk en propia puerta en la primera parte. Los de Marcelino perdieron fuerza con el carrusel de cambios, se dejaron ir y bajaron la intensidad a medida que corrían los minutos. El equipo disminuyó el ritmo y la rapidez en la circulación de balón sin Dani Parejo, perdió balones a los que no está acostumbrado el equipo y lo acabó pagando con el gol del riguroso penalti de Murray y el cabezazo de Duffy a la salida de un centro lateral, una de las asignaturas pendientes que continúa sin arreglar. El Valencia restó más que sumó en Inglaterra. Queda mucho trabajo por delante para llegar en las mejores condiciones posibles al debut de liguero contra la Real Sociedad.

Lo bueno es que el equipo está hecho y que mientras estuvo fresco de piernas supo competir contra un equipo poderoso físicamente y a una semana de debutar en la Premier como el Brighton. El Valencia funciona solo gracias a la base construida en las dos últimas temporadas, pero siempre que juegue al cien por cien. La gran noticia de la primera parte fue la primera irrupción de Denis Cheryshev en el once inicial después de salir de su lesión. El ruso se estrenó con una precisa asistencia de gol desde la banda izquierda. Segundo tanto del verano con centro lateral para atacar el primer palo. Así marcó Maxi Gómez contra el Sion. Lo bueno del Valencia es que tiene perfectamente interiorizados los automatismos de Marcelino y no hay mejor señal que esa para ser optimistas. El equipo quiere perfeccionar su presión alta y durante muchas fases del partido asfixió la salida de balón de los ingleses provocando pérdidas. Si el Brighton empató el partido en la primera parte fue solo por el capricho del árbitro que castigó con penalti un leve empujón de Maxi a Murray.

Rodrigo continúa siendo un elemento diferencial en este Valencia. Su maniobra en el primer gol bajando a recibir, abriendo a banda y atacando el primer palo para forzar el gol en propia puerta de Dunk es de manual. También tuvo el gol en su cabeza Maxi después de un centro envenenado de un inspirado Cristiano Piccini. El italiano está dispuesto a recuperar su estatus en el lateral derecho que perdió en detrimento de Daniel Wass. El partido también dejó el debut en pretemporada de Ferran Torres -jugó en las dos bandas- y Carlos Soler ejerciendo por dentro como recambio de urgencia de Dani Parejo. Para sorpresa la nueva posición de Kang In. El surcoreano se estrenó como titular a pie cambiado en una banda derecha en la que también actuó Jason. Gonçalo Guedes repitió en su perfil de delantero durante los últimos minutos.

Lo peor de la noche sin duda fueron las molestias de Francis Coquelin. El francés fue sustituido a los 34 minutos por culpa de unos problemas en la rodilla que se notó en la jugada del gol y que ya arrastra desde el partido contra el Sporting de Portugal. En Lisboa ya acabó con una bolsa de hielo. Marcelino no quiere correr riesgos y no dudó en sacarlo del campo para dar entrada a Geoffrey Kondogbia. Kevin Gameiro, también con molestias durante los últimos entrenamientos en Paterna, no participó igual que Jasper Cillessen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook