14 de septiembre de 2019
14.09.2019

"Juega el Valencia CF"

El nuevo entrenador, Albert Celades, asegura que el escudo está por encima de todo ante el duelo de esta noche en el Camp Nou

13.09.2019 | 22:58
Albert Celades, al inicio de la rueda de prensa de ayer en Paterna.

«La verdad es que los futbolistas están demostrado una profesionalidad muy grande en una situación que es traumática para algunos de ellos». Es la primera gran victoria del Valencia antes de pisar el Camp Nou. Albert Celades aseguró antes de volar a Barcelona que la plantilla está demostrando compromiso y lealtad al Valencia a pesar del malestar generalizado que existe en el vestuario a raiz de la destitución de Marcelino. El descontento continúa en el vestuario porque el vínculo con el técnico asturiano era muy grande, la herida tardará en cerrarse, pero la obligación de los jugadores es defender el escudo por encima de todo y por respeto a la afición. Así lo entendió Dani Parejo con un mensaje en redes sociales que ha marcado el camino: «Sin excusas, con ilusión y con el máximo compromiso. Somos el Valencia CF y debemos estar a la altura del escudo que defendemos. Amunt sempre». Por mucho que duela la destitución de Marcelino, el escudo es lo primero.

Así lo han entendido los capitanes y así se lo han hecho llegar al resto de la plantilla durante las últimas reuniones del vestuario. Los jugadores han recibidido un duro mazazo, lloraron la salida del jefe, montaron en colera, explotaron de indignación pero no queda otra que remar y tirar hacia adelante por el bien de todos. Los Parejo, Rodrigo, Gayà o Jaume ya sufrieron en primera persona la inestabilidad del club y no están dispuestos a volver a pasar por esas travesías en el desierto. «Dani conoce bien el entorno y es muy positiva esa actitud para todos nosotros. Es un ejercicio de responsabilidad muy grande y ojalá que él, como capitán, contagie ese optimismo y esa mentalidad», decía Celades. Los jugadores quieren un Valencia de Celades que siga siendo grande y para eso es necesario dar la cara desde ya. Aunque el escenario sea el Camp Nou. Aunque el rival sea el actual campeón: el Barça. No hay mejor día para demostrar que el Valencia está por encima de cualquier entrenador. «En el Camp Nou no juega el Valencia CF de Marcelino o de Celades. Juega el Valencia CF», dijo ayer el técnico.

Celades sabe que sería una temeridad hacer cambios drásticos en el equipo con solo tres días de entrenamientos y por tanto lo más lógico es que apueste por el continuismo sin cambios de sistema. Su intención es aprovechar el legado de Marcelino y desde ahí dar un sello personal al equipo de forma progresiva con un fútbol más elaborado. La base del equipo, por no decir la totalidad del once titular, será el mismo que el pasado 25 de mayo tumbó al Barcelona en la final de la Copa del Rey. Son los mismos. ¿Por que no ganar otra vez? A favor del Valencia juega la ausencia de Leo Messi y el extraño arranque de temporada de los de Ernesto Valverde. El equipo azulgrana no es fiable sin el astro argentino en el campo y ya ha dejado escapar cinco de los nueve puntos en juego. Ha cosechado una derrota contra el Athletic en Bilbao, un empate frente a Osasuna en Pamplona y una victoria en su único partido como local. El Valencia de Marcelino hubiera competido seguro contra el Barça. El Valencia de Celades también está obligado a hacerlo. Como dijo Parejo, «no hay excusas, somos el Valencia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook