02 de diciembre de 2019
02.12.2019

El Mestalla suma 5 jornadas sin perder

Esquerdo es titular tras llegar a Llagostera a las 3 de la mañana después de debutar en Primera

02.12.2019 | 04:15
El Mestalla suma 5 jornadas sin perder

En un partido muy complicado ante la UE Llagostera-Costa Brava, el Valencia-Mestalla sumó ayer su quinto partido consecutivo sin conocer la derrota. Un empate que afianza la buena dinámica del equipo, que ha conquistado 11 de los últimos 15 puntos. El grupo de Chema Sanz supo competir ante la dificultad, reaccionó a un gol tempranero en un campo difícil, ante un rival de corte veterano y frente a un fútbol que no es el suyo. Con Marc Ferris y Cristian Rivero, que volvían a la titularidad tras sus respectivas lesiones, y con Esquerdo (directo al once tras llegar al hotel de concentración a las 3 de la mañana tras debutar con el primer equipo), el Mestalla sumó un empate gracias al gol de Jordi Sánchez y a un gran rendimiento colectivo.

La UE Llagostera-Costa Brava aplicó su guion desde que el árbitro puso en marcha el cronómetro y trató de sacar partido de las dimensiones de su campo reducido, de las segundas jugadas, del balón parado, la brega y los envíos en largo. Después de una buena intervención de Cristian Rivero, inspirado en su vuelta tras dos semanas sin participar por lesión, el conjunto catalán se adelantó por mediación de Nahuel con una volea desde la frontal a la salida de un córner. El filial encajaba el primero en el 4' y se veía obligado a volver a empezar.

Posesiones cortas, mucha brega, tramos de mucha intensidad€ Incluso, Javi Jiménez recibió un duro golpe en un choque cabeza con cabeza con Nahuel. El conjunto de Chema Sanz tuvo que esforzarse al máximo, plantar cara y competir a cara de perro. Si Cristian Rivero brillaba con sus paradas, en la segunda mitad apareció Marcos para salvar a la UE Llagostera hasta en dos ocasiones, pero finalmente, tras un buen centro de Pascu, Jordi Sánchez ponía las tablas en el marcador con un remate de cabeza. El '9' valencianista carbura en un estado de confianza brutal después de su doblete ante el Orihuela CF. El partido no había acabado y los últimos minutos fueron de infarto. Un balón de Kuku pegó en el poste y la parroquia local pedía el gol, mientras que otra acción de Jordi pudo dar la victoria al Mestalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook