27 de febrero de 2020
27.02.2020
Levante-emv

En la Academia de Paterna abundan los centrales

El Valencia tiene muchas esperanzas a medio-largo plazo en la remesa de juveniles y cadetes - Desde Albiol no sube ningún central al primer equipo

26.02.2020 | 23:24
Rubén Iranzo, Joseda Menargues y Christian Mosquera.

«Es imperdonable que no saquemos centrales». Es una de las frases más repetidas en los despachos de la ciudad deportiva durante los últimos años. La Academia del Valencia ha surtido al primer equipo de porteros, laterales, centrocampistas, extremos y hasta delanteros. La gran espina clavada que tienen los responsables deportivos de la cantera en los últimos tiempos es la demarcación de defensa central. Paterna ha abastecido históricamente al primer equipo en el centro de la zaga. En el recuerdo de todos están los Ricardo Arias, Voro González, Paco Camarasa, Miguel Tendillo o Fernando Giner de aquellos años ochenta y noventa. Ha pasado una década desde que Raúl Albiol fue traspasado al Real Madrid dejando más de quice millones de euros en las arcas del club. Desde entonces, la escuela trabaja para que un central de la casa forme parte de la plantilla del primer equipo.

Hugo Guillamón, Javi Jiménez y Guillem Molina son los tres jóvenes centrales del Mestalla que están a disposición del primer equipo ahora mismo a corto-plazo. Guillem fue el elegido para viajar al Atalanta-Valencia de la Champions en San Siro, Hugo debutó contra la Real Sociedad en el Reale Arena y Javi se recupera de su lesión a marchas forzadas para sumarse al abanico de posibilidades de Albert Celades. Mientras tanto, la Academia trabaja desde la base para construir centrales de futuro a medio-largo plazo a través de la formación y la captación. La sensación en Paterna es que la Academia del Valencia tiene una de las mejores generaciones de centrales de los últimos años repartidos entre el Juvenil A, el Juvenil B y el Cadete B. «Viene una buena remesa por abajo», aseguran desde dentro del club. Por primera vez en mucho tiempo hay una nómina de centrales en fase de crecimiento que generan muchas expectativas. No es garantía de nada, pero sí la confirmación de que hay materia prima suficiente para soñar con un central de la casa en un futuro no muy lejano. Es el reto.

Uno de esos centrales marcados con rojo es Cristhian Mosquera. Nacido en Alicante y de padres colombianos. A sus 15 años comenzó la temporada en el Cadete A y ya ha conseguido dar el salto al Juvenil B de Liga Nacional. Es internacional sub-16 con la selección española y todavía no ha firmado contrato profesional. Fibroso, espigado, rápido, difícil de pasar en el uno contra uno y con buen juego aéreo y manejo del balón. Un central de 1,88 con concentración máxima, personalidad para asumir responsabilidades y proyección de Primera. Quique Rives, firmado de la escuela del Levante hace dos temporadas es otro de los jugadores a tener en cuenta en el Cadete A.

También hay muchas esperanzas depositadas en los dos centrales del Juvenil B. Rubén Iranzo, natural de Picanya y conocido en Paterna como 'Rubo', es internacional Sub-17 y 18 con España. Capitán desde prebenjamines. Central diestro de jerarquía. Impone respeto, atesora unas condiciones físicas privilegiadas, domina la marca y la salida de balón. Contundencia, anticipación y balón parado. Es un sobresaliente en todo. Otro valor seguro es Facundo González. De origen uruguayo, pero con pasaporte español. 'Facu' acababa contrato el pasado verano con el Espanyol y el Valencia se adelantó a otros clubes como Juventus, Arsenal, Atlético de Madrid o Aston Villa en unas negociaciones relámpago llevadas por el entonces Jefe del Área Técnica del Valencia Pablo Longoria. Central zurdo, atlético, preciso en el pase, tiene interceptación y buen golpeo de balón. Muy completo.

En el Juvenil A de División de Honor están los dos murcianos internacionales sub-19 con España. Joseda Menargues e Iván Muñoz tienen carácter, son rápidos, dominan el juego aéreo, son duros en la marca, tiene buen criterio técnico y algo muy importante en el fútbol moderno: son polivalentes. Joseda puede actuar de central y lateral derecho e Iván de izquierdo. El club espera mucho de los dos centrales del Juvenil A fichados el pasado verano que están rindiendo y creciendo como el exjugador del Alzira Miki, César Tarrega y Loic Williams, fichados ambos del Patacona. Samu Macià -procedente del Kelme- y Brais Val -Celta- cierran la nómina de centrales del Juvenil B, mientras que Álex Baró -Elche- y Nacho Aleixande -cantera-, completan los centrales del Cadete A.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook