05 de marzo de 2020
05.03.2020

Rodrigo ya ve la luz al final del túnel

El delantero hispano-brasileño presenta una evidente mejoría en sus molestias en las rodillas, a la espera de aumentar las cargas de trabajo - El jugador se ha perdido 8 de los últimos 12 partidos con el Valencia y su presencia es crucial para Celades

04.03.2020 | 22:34
Rodrigo ya ve la luz al final del túnel

Rodrigo Moreno comienza a ver la luz al final del túnel. El delantero del Valencia está más cerca que nunca de volver a los terrenos de juego y dejar atrás un calvario de dos meses de molestias en las rodillas. El hispano-brasileño se incorporó a los entrenamientos con el objetivo de probarse de cara al partido contra el Alavés en Mendizorrotza y sobre todo al Atalanta en la vuelta de los octavos de final de la Champions League. La buena noticia es que el '19' completó la sesión de principio a fin con un aparatoso vendaje en la rodilla izquierda y las sensaciones fueron buenas con y sin balón. Las molestias han remitido. A diferencia de las últimas semanas, esta vez en el cuerpo técnico impera más optimismo que el pesimismo alrededor de su recuperación. La rodilla por fin parece haberle dado una tregua.

El delantero presenta una evidente mejoría en los últimos días, pero necesita que las sensaciones sean buenas al aumentar las cargas de trabajo. Ya son muchas semanas en las que el futbolista se ha resentido de sus molestias en las rodillas al incrementar la exigencia de los entrenamientos. La sesión del jueves, la última antes de dar la lista de convocados para Vitoria, será fundamental. La mejora es positiva, pero no es definitiva. Hay que esperar la respuesta de la rodilla. La idea es que el futbolista salga de nuevo a entrenar y en función de sus sensaciones se tomará una decisión de consenso al final del entrenamiento

Albert Celades y el resto de la plantilla cruza los dedos para que la reaparición de Rodrigo sea definitiva y pueda afrontar los dos próximos partidos con garantías. La idea del cuerpo técnico a principio de semana era intentar que Rodrigo tuviera minutos en Vitoria para llegar con ritmo de competición al partido de Champions. El plan sigue adelante. El técnico sabe que Rodrigo es un futbolista diferencial y tiene claro que muchas de las esperanzas de remontar el 4-1 a la Atalanta y conseguir los objetivos de la temporada pasan por su regreso al verde. Su importancia en el equipo es capital. Celade lo espera.

Este miércoles 4 de marzo se cumplieron exactamente dos meses desde que el futbolista sufrió el esguince en la rodilla en el primer partido del año contra el Eibar. Desde entonces, Rodrigo ha vivido una auténtica pesadilla en 2020. Se ha perdido 8 de los últimos 12 partidos del Valencia. Solo ha jugado contra Barcelona (31'), Celta de Vigo (37'), Granada (87') y Getafe (59'). En ninguno de los cuatro completó los noventa minutos. Fue precisamente en el Coliseum donde Rodrigo reconoció públicamente los problemas en sus rodillas. «Llevo bastante tiempo con molestias en las rodillas, intento estar para ayudar al equipo para sumar porque está siendo un año complicado, me limita y me impide estar al cien por cien», reconocía frustrado. En esa búsqueda de soluciones urgentes Rodrigo ha realizado tres consultas médicas externas al doctor Ramón Cugat en Barcelona, a doctor Mikel Sánchez en Vitoria y al doctor Martín González en Granada. El entorno del jugador reconocía a Superdeporte la semana pasada que esperaba soluciones con una 'tensa' paciencia. «Tiempo el tiempo». Había que esperar. El tiempo les ha dado la razón. El final del calvario parece más cerca. El Valencia y Rodrigo son positivos.

Coquelin va a más

El Valencia es optimista con Rodrigo Moreno y también con Francis Coquelin. El mediocentro está preparado para regresar a la lista de convocados de Albert Celades. El francés consolidó por tercer entrenamiento consecutivo sus sensaciones positivas y la intención, tal y como ocurre con Rodrigo, es tener unos minutos en Vitoria para llegar con ritmo de competición al partido de Champions contra la Atalanta. Coquelin entró en la recta final de su recuperación el lunes con su incorporación progresiva al grupo. El futbolista evoluciona favorablemente de su lesión muscular y por su cabeza solo pasa volver a los terrenos de juego. Coquelin no compite desde el pasado 1 de febrero ante el Celta de Vigo en Mestalla. Su última publicación en las redes sociales con una fotografía del entrenamiento junto a dos sonrisas y un puño es la mejor prueba de que está muy cerca de su regreso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook