25 de marzo de 2020
25.03.2020
Levante-emv

Sportiello, primer positivo en la Atalanta

"Fuimos a jugar a València y no había controles, estaban relajados", asegura el capitán "Papu" Gómez

24.03.2020 | 21:54
Los jugadores del Atalanta, después de finalizar el partido con el Valencia.

Marco Sportiello, portero del Atalanta, dio positivo ayer martes por coronavirus y es el primer jugador del equipo de Bérgamo, una de las ciudades más afectadas por esta enfermedad en Italia, en quedar contagiado. «Las autoridades sanitarias locales han comunicado este martes al Club el positivo por COVID-19 del futbolista Marco Sportiello. Marco es actualmente asintomático», se lee en el comunicado oficial del Atalanta. «La cuarentena preventiva, a la que se habían sometido todos los integrantes del Atalanta, terminará el día 27 de marzo", agrega. Los otros casos confirmados son los del argentino Paulo Dybala, el francés Blaise Matuidi y el italiano Daniele Rugani, del Juventus, los italianos Manolo Gabbiadini, Antonino La Gumina, el noruego Morten Thornsby, el sueco Albin Ekdal y el gambiano Omar Colley, del Sampdoria, el argentino Germán Pezzella, el croata Dusan Vlahovic y Patrick Cutrone, del Fiorentina, y Mattia Zaccagni, del Brescia.

Por otro lado, el capitán del Atalanta Alejandro 'Papu' Gómez calificó de «terrible» que tuvieran que jugar los partidos de ida y vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Valencia CF, sobre todo el segundo duelo cuando en Italia ya estaba «todo podrido» y España empezaba a vivir de lleno el problema del coronavirus.

«Estamos todos a la espera, para ver si a alguno de nosotros nos aparece algún síntoma. Por ahora nadie. Pero haber jugado esos partidos fue terrible», comentó en declaraciones a 'Olé' sobre los partidos contra el Valencia CF. Y es que en la vuelta, jugada a puerta cerrada en Mestalla, la situación en Bérgamo y en la Lombardía italiana estaba ya muy mal y coincidió, por otro lado, con varios casos de contagio en el Valencia CF, entre jugadores y cuerpo técnico.

«En ese momento todavía no había muchos casos y nadie tenía mucha idea de qué hacía este virus, no sabíamos bien sobre la gravedad y el contagio, entonces no se tomó dimensión de lo que podía pasar», lamentó.

«En la vuelta ya estaba todo podrido acá en Italia, pero España estaba como nosotros antes, fuimos a València y no había controles, estaban relajados. Ahora es el segundo país de Europa con más contagios», ahondó de forma crítica al respecto.

«Acá hay 120.000 habitantes y ese día fueron 45.000 a San Siro. Fue un partido histórico para el Atalanta, algo único, y fue una locura. Para que te des una idea, mi mujer tardó tres horas en llegar a Milán, cuando habitualmente en 40 minutos estás ahí», apuntó a modo de ejemplo del número de desplazamientos que tuvieron lugar ese día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook