30 de marzo de 2020
30.03.2020
Levante-emv

Diogo Leite, objetivo para la defensa

El Valencia se fija en el central portugués de 21 años que pese a su escaso papel en el Oporto se le considera una apuesta segura

29.03.2020 | 23:41
Diogo Leite, durante un partido esta temporada con el Oporto, con el que acumula 17 encuentros.

Reforzar el centro de la defensa es una de las prioridades de cara a la próxima temporada. Ahora mismo, hablar de precisamente de prioridades no es sencillo y queda como cuestión secundaria, por la situación sobrevenida con la expansión del coronavirus y lo mucho que puede afectar al fútbol, pero dar un salto de calidad en el eje de la defensa es un objetivo que la propiedad tiene marcado desde hace tiempo y que vuelve a estar sobre la mesa de la dirección deportiva. El perfil está claro: joven, zurdo, potente en el apartado físico, con un mínimo técnico suficiente para manejar el balón...

El Valencia CF busca un defensa completo y con proyección, capaz de completar y complementar lo que hay en plantilla. En esa dirección, hay dos o tres nombres marcados en rojo en la hoja de ruta y el que más gusta es Diogo Leite. Según ha podido saber este periódico, el nombre del canterano del Oporto no es uno más. Titular indiscutible en la selección Sub-21 de Portugal, Leite está considerado como uno de los futbolistas con más futuro dentro de una de las generaciones más importantes que ha dado el país vecino, campeona de Europa Sub-17 y Sub-19 (aunque Leite no estuvo en la fase final); fue líder total desde la retaguardia en la última edición de la UEFA Youth League, que conquistó con los Dragones.

Diogo Filipe Monteiro Pinto Leite (Oporto, 23 de enero de 1999) se ajusta perfecto a lo que el Valencia busca: es zurdo, tiene esa materia prima que advierte una gran proyección y cuenta con un físico imponente, próximo a los 190 centímetros de estatura. Pese a su juventud y su corta trayectoria con el primer equipo (17 partidos) está considerado como una apuesta segura. El Valencia tiene posibilidades de cristalizar una operación de esta dimensión porque todavía no ha irrumpido con fuerza... Si fuese titular o si tuviese más protagonismo en la rotación, sería imposible. Hoy, es cuarto central para Sergio Conceiçao, tras la dupla Pepe-Iván Marcano, que ocupa su perfil.


Evitar que el precio se dispare

La opción B es Mbemba. Esta es precisamente una de las bazas del Valencia para intentar una ofensiva, si el futbolista comienza en entrar con regularidad en el primer equipo su precio es muy probable que se dispare. El Oporto compite para ganar y no tiene margen, pero el canterano ha jugado como titular cinco encuentros hasta la final de Taça (cinco de seis), incluso ha sido capitán. La temporada pasada fue la de su debut en el primer equipo, pero lo tenía todavía más difícil con Felipe y Eder Militao, ahora en Atlético y Real Madrid, respectivamente. Pese a todo, entró en el once que ganó la Supertaça. Jugó Champions, hizo su primer gol en liga y se llevó la Youth League, donde ya había sido finalista en 2018. Tiene contrato con el club portugués hasta el 30 de junio de 2023. No es un nombre cualquiera. Diogo Leite es un futbolista del que hay informes positivos desde hace tiempo. Albert Celades conoce al futbolista y ha dado el visto bueno. Para César Sánchez también es una opción heredada, pero no hay problema. Al contrario, conoce al joven central y el consenso es total entre las partes.

El club no quería hipotecarse

El Valencia CF, al margen de los vaivenes que pueda sufrir en el mercado tan complicado que se avecina, cuenta para la próxima temporada con Gabriel Paulista y Mouctar Diakhaby. Está en el aire la ampliación de contrato de Ezequiel Garay, que acaba su vinculación dentro de tres meses y además está lesionado. Por último, Eliaquim tiene un año más de contrato pero no es seguro que lo vaya a cumplir.

A la hora de buscar un sustituto por la lesión de Garay la intención del club siempre fue la de no comprometerse con ningún jugador más allá de lo que restaba de temporada, con la idea de no hipotecar una planificación de la próxima. Es por eso, por ejemplo, por lo que el club no puso más carne en el asador para fichar por ejemplo al central del Betis Zou Feddal, también zurdo como Diogo Leite. Invertir en un parche era restar margen económico y espacio para una apuesta estratégica a futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas