17 de mayo de 2020
17.05.2020
Levante-emv

Diez años sin el gran Baraja

Ayer se cumplió una década desde la retirada del '8' eterno en la memoria del valencianismo - El vallisoletano ganó dos ligas, una copa, una UEFA y una supercopa durante la década que jugó en Mestalla

16.05.2020 | 20:08
Diez años sin el gran Baraja

Ayer sábado se cumplieron diez años del último partido que jugó Rubén Baraja con la camiseta del Valencia CF. Curiosamente, el ex jugador vallisoletano se enfrentó aquel 16 de mayo de 2010 en Mestalla con el CD Tenerife, club al que entrena en la actualidad en la Liga Smartbank.

En la última jornada de la temporada 2009-2010, el equipo que entonces entrenaba José Luis Oltra visitó Mestalla para enfrentarse al Valencia CF, en un partido en el que los canarios se jugaban la permanencia en la categoría. Los tinerfeños perdieron 1-0, tanto marcado por Alexis Ruano en los últimos instantes del duelo, y firmaron su descenso a Segunda División. Mestalla despidió a Baraja con un cariño tan especial, que el jugador reconoció que le había marcado que después de aquello no veía posible «jugar con otra camiseta».

El Valencia, entrenado por Unai Emery, se clasificó en tercera posición por detrás de Barcelona y Real Madrid. Los valencianistas se clasificaron para jugar la Champions 2010/11 con 71 puntos, ocho de renta sobre el Sevilla y una desventaja de 25 con el Madrid y 28 puntos con el Barça, el campeón.

Rubén Baraja dejó una huella imborrable como futbolista del Valencia. El centrocampista llegó procedente del Atlético de Madrid por 2.000 millones de las antiguas pesetas -el montante de su cláusula de rescisión- en agosto de 2000. Durante la primera década del siglo, el 'Pipo', como se le conocía como futbolista, formó un tándem intratable en el centro del campo al lado de David Albelda. Mientras el de la Pobla Llarga marcaba la raya en el terreno defensivo, Baraja comenzaba a hacer carburar el juego valencianista con una capacidad añadidad innata para llegar al área rival y hacer goles.

El jugador nacido en Valladolid el 1 de julio de 1975 coleccionó títulos con la camiseta del Valencia y despertó el interés de clubes como Barcelona y Real Madrid. Baraja colgó las botas hace diez años en Mestalla con dos Ligas, una Copa del Rey, una UEFA Cup y una Supercopa de Europa en el palmarés. Asimismo, Baraja defendió la camiseta de España en 43 ocasiones y estuvo en el Mundial de Japón y Corea 2002 y en la Euro 2004 de Portugal.

Se da la circunstancia de que en ese partido ante el Tenerife terminó la carrera como futbolista profesional de Rubén Baraja. «Han pasado muchos años (sonríe). Es un recuerdo imborrable, como muchos vividos en el Valencia. Fue especial por como se vivió todo en los días previos al partido en Mestalla. Me impresionó como reaccionó la gente, como valoró mi trabajo. Además, había cosas en juego. El Tenerife se estaba jugando la posibilidad de continuar en Primera. Hubo tensión. No era ningún trámite y tener la posibilidad de jugar ese último partido en casa, sabiendo que era mi último partido y después me retiraría, fue muy emotivo en todos los sentidos», dijo en una entrevista para este periódico hace dos años.

«El Valencia me lo ha dado todo. No era sencillo calar entre el valencianismo, además con mi carácter, yo agradezco que la gente me he querido tal y como soy porque yo tengo el carácter castellano, soy más bien serio de parar, aquí ese carácter cuesta más que te lo valoren», añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook