Thierry Correia se ha asentado en el once titular del Valencia CF. El portugués se ha ganado la confianza de Javi Gracia y se ha convertido en el futbolista más utilizado de la plantilla desde que arrancó 2021. El internacional luso lo juega todo desde el partido contra el Cádiz el 4 de enero. Ya van doce titularidades consecutivas en LaLiga. El técnico ha decidido darle continuidad y el jugador está respondiendo con su mejor versión de las dos últimas temporadas. El futbolista está demostrando a sus 22 años que se encuentra en un proceso de crecimiento constante.

Thierry gustará más o menos, estará más o menos verde, pero nadie duda de unas condiciones físicas extraordinarias para ser jugador de fútbol. Potencia, recorrido, llegada y velocidad. Su reto es saber aprovecharlas para convertirse en un jugador más completo y fiable táctica y defensivamente: orden, regularidad, concentración, seguridad y mejor toma de decisiones. Está en el camino. Lo que es innato son sus cualidades físicas por encima de la media. Lo dicen los test del cuerpo técnico de Javi Gracia y los registros estadísticos de LaLiga. Según los datos oficiales publicados por LaLiga, Correia es el jugador más rápido del campeonato después de 28 jornadas. El valencianista lidera el ranking de velocistas del fútbol español con un pico de aceleración de 35,1 km/h registrado en las jornadas 4 y 5 (Real Sociedad y Betis). Solo hay dos futbolistas que han sido capaces de alcanzar esa velocidad esta temporada y son dos especialistas en las transiciones rápidas ofensivas como Iñaki Williams (Athletic de Bilbao) y Vinícius Junior (Real Madrid). El delantero vasco lo consiguió en la jornada 13, mientras que el brasileño lo logró curiosamente en la 28, la última antes del parón se selecciones internacionales.

Iago Aspas acelera a 34,7

Por detrás de Correia, Williams y Vinícius hay una nómina de jugadores rápidos que han marcado registros personales de velocidad muy altos como los 34,9 km/h de Marcos Llorente (Atlético de Madrid), los 34,8 de Guido Carrillo (Elche), Aitor Ruibal (Betis) y Jawad El Yamiq (Real Valladolid) o los 34,7 de Luis Suárez (Granada), Iago Aspas (Celta de Vigo) o Ferland Mendy (Real Madrid). De momento, a falta de diez jornadas, son los más rápidos de LaLiga. La temporada pasada a la finalización de las 38 jornadas Dani Rodríguez del Real Mallorca fue el futbolista que más velocidad punta alcanzó (35,72 km/h), superando a los portugueses Hernani del Levante (35,38 km/h) y Nélson Semedo del Barcelona, (35,16 km/h),

Así como a los también laterales Adrià Pedrosa (Espanyol) y Alberto Moreno (Villarreal). Ambos con los mismos 35,1 km/h que esta temporada ha marcado Thierry Correia, todo un portento.