Pese a la advertencia de Javi Gracia de que no iba a extenderse en el ‘caso Cala’, el insulto racista que Mouctar Diakhaby denunció el pasado domingo en Cádiz centró la rueda de prensa del entrenador en la previa del Valencia-Real Sociedad. Y, con discreción, el técnico navarro aclaró bastante mejor que el último comunicado la postura del club. En definitiva, encomendarse a la investigación abierta por el Comité de Competición, al que el Valencia ha administrado toda la información y testimonios, después del informe exprés de la Liga en el que se concluía que no existen pruebas del insulto tras un análisis de imágenes y un peritaje de lectura de labios de Juan Cala que no se han hecho públicos.

Javi Gracia lanzó nuevamente un mensaje de rechazo a actitudes racistas y reiteró que no tiene «ninguna duda» de lo descrito por Diakhaby en el Cádiz-Valencia. «Referente a la Liga, en estos casos lo mejor es ser prudente, y mandar un mensaje claro, ya expliqué lo que había pasado, el club manifestó con claridad su opinión con un comunicado, con el jugador posteriormente... En estos momentos lo más importante es mostrar mi total apoyo al jugador, al que creo y creemos firmemente en sus palabras. No hay dudas. Mostrar mi mayor repulsa a todos los actos que puedan estar relacionados con el racismo. La situación está en manos de un juez instructor, en un proceso abierto de investigación y tendremos que esperar a ver cómo lo resuelve Competición. Poco más puedo decir, y os agradecería que no me preguntarais nada más sobre ello», apuntó.

En el primer intento de la prensa, Gracia no quiso entrar en detalles sobre si un jugador del Cádiz ofreció a otro del Valencia el perdón de Cala para que regresasen al campo. «No es bueno hablar sobre ello...». Posteriormente, en un segundo intento tampoco pormenorizó este punto, desvelado el martes por Diakhaby, cuando el francés se reafirmó en su versión de que Cala le había llamado «negro de mierda», aunque aseguró que este tipo de datos, así como si Juan Cala se disculpó en algún momento, deben aportarse al juez instructor que lleva el caso en el Comité de Competición. «Todos los testimonios que hay... que se pueden decir ya se han dicho. Yo expliqué después del partido lo que viví después del partido y ha habido bastantes mensajes por parte del club, comunicados, el jugador… Todo lo demás, lo que pueda ayudar, entiendo que se tiene que decir en el lugar que se debe hacer. Hay un juez instructor, se está recopilando información y allí habrá que administrar toda la información que pueda ayudar realmente al jugador, en este caso a que el Comité de Competición tenga que decidir lo que cree que ha pasado. Ahí habrá que aportar todo tipo de pruebas que ayuden a dar credibilidad a lo que ha manifestado nuestro futbolista, que ya he dicho antes, no tengo ninguna duda de que ha sido así», argumentó.