Mestalla abre las puertas al público el domingo en el último encuentro del Valencia como local de la temporada. El partido contra el Eibar correspondiente a la jornada 37 de LaLiga se disputará con la presencia de 5.000 aficionados en las gradas. El valencianismo volverá al estadio 442 días después. Un año, dos meses y 14 días más tarde. La última vez que el equipo jugó con público fue el pasado 29 de febrero de 2020 en la victoria (2-1) al Real Betis con los goles de Kevin Gameiro y Dani Parejo diez días después de la ‘bomba biológica’ del Atalanta-Valencia de Champions.

El regreso de los aficionados a Mestalla coincidirá con el momento de mayor tensión entre el valencianismo y Meriton. La ansiada vuelta al fútbol se producirá una semana después de la multitudinaria manifestación en la que los aficionados protestaron contra la gestión de la propiedad y pidieron la marcha del máximo accionista del Valencia Peter Lim. La afición alzó la voz contra Meriton el sábado en una marcha cívica ejemplar con repercusión internacional que dio la vuelta al mundo. Una semana después, todavía con los ecos de la protesta retumbando por las calles de la ciudad, la vuelta al fútbol permitirá que la afición se reencuentre con Meriton el domingo. Mestalla hablará después de mucho tiempo callado. Será el primer cara a cara después de quince largos meses teniendo que aguantar en silencio el caos de planificación deportiva que condenó al fracaso la temporada, los despropósitos con Javi Gracia, los fantasmas del descenso a segunda, el fiasco del filial y, lo que más duele, el menosprecio de la propiedad que siente el aficionado agravado por las recientes declaraciones de Peter Lim en el ‘Financial Times’. Mestalla podrá expresarse públicamente el domingo. La afición habló en la calle la semana pasada. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo dentro del campo en el último partido de la temporada con la sensación de que la historia podía haberse escrito diferente este año con la presencia del valencianismo en la grada.

¿Qué harán los primeros 5.000 aficionados que vuelvan al estadio? Mestalla actúa con sabiduría. Siempre sabe lo que hacer. El domingo se verá cómo reacciona hacia el palco y el equipo. Mientras tanto, la propiedad no parece preocupada. Al menos eso es lo que se desprende de las declaraciones de Peter Lim («Tengo algo de compasión por la afición») y del presidente Anil Murthy antes y después de la manifestación. «No me sorprendió, hay muchos valencianistas y mucha gente que quiere demostrar sus sentimientos y su frustración con la temporada. Todo el año hay muchas críticas, pero yo lo que saco en positivo de esto es que la gente está preparada para salir y demostrar su preocupación. De esto se tiene que sacar algo positivo», decía el martes camino a Sevilla.

El club ha activado su plan de actuación después de que el Gobierno aprobará el miércoles la entrada de público a los estadios en zona 1 sanitaria (Comunitat Valenciana, Baleares, Galicia, Murcia y Extremadura) con un 30% del aforo y un tope de 5.000 aficionados en las gradas en el caso de Mestalla. El club está preparado desde hace meses ante la posibilidad real de que los aficionados volvieran a Mestalla en el tramo final de la temporada. La entidad de Mestalla lleva tiempo trabajando en protocolos internos (nivel accesos...) para organizar y distribuir a los aficionados y tiene claro desde hace tiempo los criterios para que los abonados puedan adquirir sus entradas. Los criterios no son nuevos. Se definieron el verano pasado en el dossier de compensación de abonos que continúa con vigencia mientras se disputen partidos con limitación de aforo.

El club da prioridad a los abonados que no solicitaron la devolución de los partidos que se jugaron a puerta cerrada la pasada temporada. Un 15% de los abonados renunció a favor del club tanto a la devolución de parte del abono como a tener un descuento en el pase de la 2021/22. Los abonados que escogieron esta Opción 1 (6.000 abonados) tendrán plazo preferente en la compra de entradas. Los que eligieron la Opción 2 (26.000 abonados) tendrán preferencia sobre Opción 3, que optarán a comprar entradas únicamente si hay disponibles una vez finalizado el plazo preferente de la categoría anterior.