Ya están aquí las camisetas del Valencia CF. El club desvelo ayer, unas horas antes del primer amistoso contra el Villarreal, la nueva piel del equipo en esta 2021/22. Una de las cosas que ya se sabía era esa equipación rojo o granate Torino en recuerdo a un color histórico en la entidad y que tras décadas vuelve a vestir a los jugadores. Por su parte, en la primera elástica se pueden observar las mangas de color negro con un toque de camuflaje, un detalle diferente al del curso pasado, cuando el equipo vistió con las mangas también en blanco.

El nuevo granate Torino sale a la luz

El diseño de esa primera equipación, que ya lució el Valencia CF en la primera temporada de Marcelino al frente del conjunto de Mestalla, tiene como objetivo recuperar esas mangas que recuerden al murciélago abriendo sus alas. Por su parte, en el caso de la segunda, Gayà ha sido uno de los jugadores elegidos para posar con la nueva camiseta color granate. El capitán, que aún no está con el resto del equipo ya que está disfrutando de unos días de vacaciones tras haber jugado la Eurocopa, es una de las figuras -lógico- en esta presentación de la nueva piel del Valencia 2021/22.

Segunda equipación

El Valencia CF vistió de color rojo con pantalón negro desde la década de los 30 hasta los años 80, aunque hay dataciones gráficas de 1928, en los cuartos de final de la Copa ante el Madrid. La elástica goza de gran predicamento entre la afición de Mestalla por cuestiones sentimentales. Reinó durante décadas, por mucho que ahora parezca que ya no quedaba rastro. Y estadísticamente sigue siendo, hoy, el color que más veces ha vestido el Valencia, después del blanco.

Nike rompió con las mangas

La primera marca de ropa deportiva que rompió con el color de las mangas fue Nike en la campaña 01-02, si bien lo hizo de forma asimétrica, ya que solo el costado y la manga del lado izquierdo de aquella histórica camiseta con la que se consiguió la primera Liga de la era Benítez eran de color negro, pero fue la primera vez que apareció esta novedad casi de forma integral tras años con matices y pequeños ribetes en negro. Puede que la más recordada sea la de la campaña 03-04 en la que el Valencia logró el doblete (campeón de Liga y de UEFA) también de la mano de Benítez, dos títulos a los que se añadió posteriormente la Supercopa. La última aparición de las mangas negras en la camiseta blanca data de la temporada 17-18, la primera con Marcelino, con clasificación a Champions.