El fichaje de Marcos André está ahora mismo más ‘caliente’ que nunca. El futbolista está decidido a jugar en el Valencia y el club ha hecho un esfuerzo incluso por encima de las previsiones que tenía inicialmente. El Valencia CF se diseñó una hoja de ruta en la que invertir entre 4 y 5 millones por el jugador brasileño del Valladolid pero la dureza de su club propietario, el acuerdo con CVC (pese a que solo un porcentaje relativamente pequeño del dinero que reciben los clubes repercute en plantilla de forma inmediata) e incluso el gol que marcó el futbolista en la primera jornada han hecho que se encarezca su precio hasta algo 8 millones. Ahí estábamos al cierre de esta edición.

Pacheta habló para los micrófonos de Movistar justo antes del partido ante el Zaragoza y el técnico del Valladolid, al ser consultado por la ausencia de Marcos André en el equipo, aseguró que solo cumple lo que prometió: «Dije el primer día que van a jugar todos los jugadores que estén comprometidos y todo aquel que tenga la cabeza aquí». A la siguiente pregunta del periodista que fue «¿Y Marcos André no tiene la cabeza aquí?», el técnico, visiblemente molesto respondió: «Quiero seguir hablando del Zaragoza y del Real Valladolid...».

La situación se resume en que el futbolista, tras la reunión que tuvo lugar este viernes por la mañana entre ela gente del futbolista y el Valencia CF, trasladó a la entidad y al propio técnico que consideraba lo más lógico no participar en el encuentro con la negociación abierta entre clubes, y el técnico no dudó pese a que en el partido del debut él fue el goleador del Valladolid. El futbolista -que el día anterior ya se había retirado del entrenamiento antes de tiempo por un golpe recibido- llegó al campo con sus compañeros, pero ni tan siquiera se vistió de corto mientras la afición pucelana cantaba «¡No queremos, pasta, queremos ascender!».

Las negociaciones, tras plantarse el Valencia en su última oferta de poco más de 8 millones fijos, giran ahora alrededor de las variables y la intención del jugador es que pueda cerrarse a lo largo de este fin de semana para poder estar el lunes en València.

El conjunto de Mestalla tenía claro que no iba a llegar a los 10 millones que pide el presidente del club pucelano. Ronaldo Nazario ahora tiene la última palabra. El Valencia espera que el Valladolid reconsiderase la oferta y el futbolista presionase para salir. Marcos André ha cumplido la segunda parte y falta la primera.

El Valencia ha hecho un esfuerzo importante para fichar al brasileño y satisfacer a José Bordalás, pero de momento no es suficiente. El miércoles se produjo una importante reunión entre los dos presidentes, Anil Murthy y Ronaldo Nazario, con el nombre de Marcos André encima de la mesa. El Valencia presentó una nueva oferta de 8 millones de euros con el OK de Peter Lim. Sin embargo, no hubo acuerdo. Ronaldo rechazó la oferta y emplazó al Valencia a seguir subiendo la oferta. Una negativa que al Valencia le sorprende por las necesidades económicas de la entidad blanquivioleta.

El Valladolid se mantenía firme en su idea de exigir 10 millones de euros. Ronaldo rechazó la última oferta del Valencia y el club dijo «hasta aquí» porque considera que la oferta era y es lo suficientemente importante para ser aceptada. El Valencia no entiende nada porque en las conversaciones iniciales el Valladolid dejó entrever que el precio de salida del jugador oscilaría entre 4 y 5 millones y poco a poco ha ido subiendo hasta hoy.