Lejos de mostrarse pesimista por atravesar un tramo del calendario tan apretando y exigente, José Bordalás afronta el encuentro como «una oportunidad, no de mejorar, porque el partido fue bueno, sino de sacar un buen resultado y sacar puntos». Bordalás aprovechó para sacar pecho de la actuación de sus ‘chicos’ el pasado domingo y admitir que cuanto antes llegue el próximo partido, mejor. «La verdad es que yo siempre he sido de los que piensa que después de un mal resultado tienes ganas de jugar lo antes posible el siguiente partido», admitía el ex entrenador del Getafe.

Bordalás: «Quiero que llegue ya el encuentro»

El alicantino es consciente de que la dificultad que encontrará el equipo en el Sánchez Pizjuán no será muy distinta a la vivida ante los de Carlo Ancelotti, y afronta el duelo como el partido «más complicado porque es el inminente y porque nos enfrentamos a un equipo que viene haciendo bien las cosas las últimas temporadas, con buena plantilla, bien a nivel técnico». El optimismo no se pierde, ni siquiera después de la última derrota y de las importantes bajas con las que el cuadro de Mestalla va a tener que sobrevivir durante las próximas semanas hasta el segundo parón internacional de la temporada. «El Sevilla es un equipo importante. Es un partido difícil, pero nosotros somos optimistas en cuanto al rendimiento del equipo. Ha habido poco tiempo pero estamos preparados para afrontarlo». José Bordalás le ha lavado la cara al equipo desde su llegada y las posibilidades esta temporada son completamente distintas a las de la anterior. El míster elogió al rival pero destacó la importancia de «afontar los partidos pensando en que no hay diferencias y en que el jugador que salte al campo lo hace sabiendo el escudo que defiende. Y creyendo en el trabajo y en las posibilidades que tenmos». En una comparativa entre su equipo y el conjunto de Nervión, Bordalás no quiso mojarse. «LaLiga acaba de empezar y hay que ver la evolución de la competición. El partido de mañana es bonito y emocionante. Lo marcará el día a día».

La derrota frente al Madrid fue dolorosa pero ya es agua pasada. El técnico afirmo que después de cualquier partido «Siempre analizamos lo que hemos hecho bien y lo que hemos de mejorar. Todos sabemos en qué nos equivocamos, fue una pena pero lo importante es saber manejar esos últimos minutos que lastraron el trabajo del equipo. El equipo volverá a hacer un gran partido mañana», concluyó.