El de ayer es el cuarto boceto en 15 años para el Nou Mestalla desde que el 10 de noviembre de 2006 fue presentado el primer proyecto faraónico parido por Juan Soler. Aquel recinto iba a contar con 75.000 localidades (todas ellas cubiertas por una cúpula que en su parte frontal iba a tener representados a todos los distritos de la ciudad y al Río Turia a su paso por ellos), 3.500 plazas de aparcamiento, 22 ascensores, ocho escaleras mecánicas, 64 palcos privados, zona de ocio, restaurante de lujo y hasta un auditorio.

Cuatro proyectos y medio en quince años para hacer el Nou Mestalla | VCF

Después, con Llorente, hubo una variación de aquel proyecto inicial que nunca fue pública, pero unos escogidos sí vieron. Incluía ya ‘solo’ una zona comercial, uno o dos grandes almacenes, un polideportivo adyacente y rediseñaba la cúpula, que aparcaba su fastuoso diseño para dar paso a uno más económico basado en el cristal.

Cuatro proyectos y medio en quince años para hacer el Nou Mestalla | VCF

En 2013 con Salvo se presentó un nuevo boceto para el estadio que había sido diseñado por su arquitecto original, Mark Fenwick, eliminando las pistas de atletismo y reduciendo el aforo de 75.000 a 61.500 personas. En el proyecto ‘Gloval’ las plazas de aparcamiento pasaban de 3.500 a apenas 240 habilitadas, se pasaba de cubrir el 100% a cubrir el 75% del aforo y en la fachada se apostaba por una estructura de aluminio que reducía costes en 60 millones.

Incluso Meriton ya hizo una primera intentona también de relanzar el proyecto con Lay Hoon. Fue el 5 de octubre de 2017 abandonando lo de la pista de atletismo y reduciendo el aforo a algo menos de 60.000 espectadores, pero había que descender el nivel del césped y suprimir un anillo en un proyecto con una fachada ya en la que se pasaba de formas circulares con una estructura cerrada a una cubierta alabeada con pilares de sujeción exteriores.