Roto y casi sin poder articular palabra. Con el dolor todavía caliente en el corazón, al capitán José Luis Gayà le tocó dar la cara en uno de los momentos más duros para un futbolista. El lateral de Pedreguer habló tras la cruel derrota del Valencia CF en la tanda de penaltis ante el Betis. Muy dolido, Gayà trato de ofrecer, entre lágrimas, sus sensaciones después de morir en la orilla: «El fútbol es esto, es bonito algunas veces y cruel otras. Me voy muy muy jodido. Nuestra afición se merecía esta Copa y clasificarnos para Europa. Me duele, me duele mucho».

Con la voz entrecortada, el capitán del Valencia CF aseguró que la entrega del equipo fue máxima para traer la novena Copa a Mestalla y que el nivel de decepción es máximo en el vestuario después de no conseguir el título ni clasificarse para disputar competiciones europeas la próxima temporada: «Nosotros nos hemos dejado todo lo que teníamos, nos hemos vaciado y hemos tenidos nuestra ocasiones, hemos creído. Creímos mucho en ganar hoy y nos vamos decepcionados».

Soler consuela a Musah

Otro de los capitanes de la plantilla, Carlos Soler, valoró un poco más en frío, una media hora después de terminar el partido, que el Valencia tuvo «ocasiones para ganar». «Al final perder por penaltis es una pena porque estas todo el partido remando», indicó. Soler subrayó que para el espectador debe haber sido un encuentro «muy divertido y muy distraído» pero que para el conjunto valencianista la sensación es diferente: «Nos vamos de vacío», consideró.

39

La afición del Valencia CF vibró y sufrió con sus ídolos en Valencia y en Sevilla

La cruel tanda de penaltis tuvo un solo fallo y fue el del joven canterano Yunus Musah. El estadounidense tiró su pena máxima fuera y posibilitó la victoria verdiblanca un par de penaltis después. Soler restó importancia al fallo de Musah, de apenas 19 años. «En el vestuario nadie le echa la culpa, ha sido valiente, decide tirar el penalti, lo ha errado... Nada que reprochar», sentenció el centrocampista valenciano, que sí marcó su penalti al igual que Gayà. «Al final es un chico joven, va a tener muchas experiencias negativas así, tiene que aprender como cualquier otro jugador», insistió en relación a Musah.

El brasileño Gabriel Paulista fue otro de los que dio la cara, con gesto compungido, desde las entrañas de La Cartuja, intentando digerir la derrota y gestionar lo que sentía. «Yo por ejemplo tengo dentro de mí un orgullo enorme de mis compañeros, mucha gente habla de que nosotros no jugamos nada, algunas críticas son un poco pesadas», reconoció el central, quien cree que ayer el plantel dejó sobre el terreno de juego una realidad bien diferente. «Hoy demostramos que somos capaces de pelear y entonces hemos demostrado también que lo que viene de fuera no nos alcanza y somos un equipo fortísimo con el cuerpo técnico», destacó. Paulista valoró que el entrenador alicantino los hace ser «guerreros» y pelear «hasta el final».

55

La afición valencianista llena de color el estadio de la Cartuja

Bordalás pide levantarse rápido

Precisamente el entrenador valencianista, José Bordalás dijo en rueda de prensa que el cuerpo téncio está «orgulloso de los jugadores» y de la afición desplazada a Sevilla, «que ha estado en todo momento con el equipo». «Nos ha dado mucha energía, mucha fuerza, los chicos se han vaciado y lo han dado absolutamente todo», explicó. «El equipo lo ha hecho casi todo bien», argumentó.

Bordalás insistió en que la plantilla no puede lamentarse. «Hay que levantarse de manera inmediata y mirar el presente», dijo. El preparador pidió «intentar sumar el mayor número de puntos» en LaLiga por «la gente» y «para quedar lo más arriba posible». Bordalás era consciente en sus declaraciones, eso sí, que alcanzar las posiciones europeas —que se encuentran a 10 puntos con 15 por jugarse— es una quimera. «Todos queríamos el pase para poder la temporada que viene estar en Europa, ahora toca continuar», lamentó.

El alicantino se atribuyó la decisión última sobre quién iba a lanzar los penaltis en la tanda y que era una situación que habían entrenado durante la semana. «Estos son los jugadores que estaban con más animo y más confianza, lo ha fallado Yunus pero la intención de todos es marcarlo», precisó. Eso sí, reconoció que «no lo lanzó bien el chico». «Pero esto forma parte del fútbol», indicó José Bordalás.

Preguntado sobre las posibles salidas en verano al no contar con los ingresos que podía proporcionar la Europa League, fue tajante: «No es momento, no puedo hablar del futuro del Valencia».