Bordalás espera a la reunión que no llega mientras Meriton planifica a sus espaldas y ofrece a José Luis Gayà y Carlos Soler al Barcelona sin comunicarle nada y Murthy le desacredita en los audios desvelados. Su futuro en el banquillo está en el aire. Las diferencias son grandes. El técnico asume las ventas, pero espera refuerzos para armar un equipo competitivo que pueda luchar por Europa. La propiedad, sin embargo, planea un Valencia low-cost con la salida de jugadores muy importantes. El técnico desveló ayer un dato que puede ser fundamental en la decisión final. Peter Lim tiene previsto vender por 65-70 millones de euros. Sin comunicación y sin presupuesto. ¿Se puede trabajar así de cara la temporada que viene? Esta fue la respuesta de Bordalás: «El club me transmite lo que considera. La última reunión que tuvimos, me trasladaron que el club necesitaba vender por un valor de 65-70 millones. Pero, si hay salidas tienen que haber llegadas».

¿Con qué ilusión y optimismo llega a la reunión? Según Bordalás, no la ha perdido. «La ilusión es la misma, porque soy un amante de mi profesión, del fútbol, soy valenciano, quiero lo mejor para el Valencia y lo que demando es siempre pensando en el Valencia. Quiero lo mejor para el Valencia y por eso demando, no porque sea una persona que me queje. El club ya sabe cuáles son mis demandas, entienden que como entrenador es mi obligación y a partir de ahí veremos si el club tiene la posibilidad de mejorar la plantilla con respecto a lo que ha sido esta temporada. Puede haber opiniones de que el equipo ha estado por debajo de su nivel pero puedo garantizar que el equipo lo ha dado todo. Tenemos que ser críticos, todo es mejorable. Yo como técnico intento crecer cada día pero LaLiga no perdona. Los equipos que están en competiciones europeas y pelean por el título quieren ser mejores. Si no, milagros a Lourdes», bromeaba el técnico intencionadamente.

La pregunta es, ¿se puede hacer un equipo sin esos futbolistas para competir por Europa? Bordalás tiene claro que se puede porque hay equipos con menos historial que acabarán por encima en la tabla de clasificación. El técnico da la clave: el club puede que no puede a nivel económico o que directamente no quiera. «Se puede hacer un equipo sin esos futbolistas para competir por Europa. Otra cosa es que el club pueda a nivel económica y tenga la intención de poder o de querer hacerlo, pero eso yo no lo controlo. Estamos viendo que sí porque hay equipos que tienen menos historia que el Valencia y están compitiendo en Europa», finalizó.