José Luis Gayà y Carlos Soler comienzan uno sus veranos más largos e inciertos de su carrera deportiva. Los dos capitanes del Valencia están acostumbrados a todo tipo de rumores e informaciones cada vez que se acercan los mercados de fichajes. Sus nombres se asocian a los grandes clubes del fútbol europeo desde hace años. Sin embargo, esta vez, será diferente a todas las demás. La situación contractual de los dos es tan nueva como peligrosa. Ambos acaban contrato el próximo 30 de junio de 2023 y afrontan sus vacaciones con más incertidumbre que nunca. El futuro del lateral izquierdo y el mediocentro está en el aire. Todo puede pasar. Y más teniendo en cuenta las intenciones de Peter Lim por boca de Anil Murthy y la necesidad de vender a sus principales activos «por 65-70 millones», tal y como aseguró José Bordalás.

A la selección con el futuro en el aire

De momento, el futuro a corto plazo de Gayà y Soler pasa por la selección española. Luis Enrique anuncia este lunes (11:45 horas) su última lista de la temporada y se espera la presencia de los dos capitanes del Valencia. La selección española iniciará la tercera edición de la UEFA Nations League ante Portugal en Sevilla. Será en el estadio Benito Villamarín el jueves 2 de junio a las 20:45 horas. El siguiente compromiso para la Selección será en Praga contra la República Checa el domingo 5 de junio a las 20:45 horas. El tercer encuentro será también a domicilio. Concretamente en Ginebra contra Suiza el jueves 9 de junio a las 20:45 horas. El ciclo de partidos se cerrará de nuevo en España contra la República Checa, el domingo 12 de junio en el estadio malagueño de La Rosaleda, también a las 20:45. La concentración empezará el próximo lunes 30 de mayo en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas a partir de las 13:30. Es decir, los dos valencianistas tienen una semana por delante para descansar y coger fuerzas para esta última cita de la temporada. Hugo Guillamón y Bryan Gil también estaban en la pre-lista, pero no entrarán. El primero por lesión y el segundo, por decisión técnica tras un final de curso gris.

Gayà y Carlos Soler no han tenido un final de temporada fácil. El año se ha hecho excesivamente largo desde la derrota en la final de Copa. La incertidumbre de sus futuros, la falta de objetivos deportivos en LaLiga (sin opciones de disputar en competiciones europeas en las últimas cinco jornadas) y sobre todo la semana de audios de Anil Murthy desvelados por Superdeporte y la reunión en Barcelona (en la que fueron ofrecidos a Joan Laporta y Mateu Alemany) ha supuesto un duro desgaste para ellos y sus entornos. El premio de la selección española, volver a disfrutar del fútbol y el cambio de aires en la Roja les va a venir como anillo al dedo. Será una desconexión necesaria.

Los dos valencianistas se incorporarán a la selección la semana que viene con sus futuros en el aire. La prioridad de Gayà sigue siendo renovar en el Valencia por encima de todo. Eso sí, Meriton tiene que respetar los términos pactados en enero cuando las conversaciones llegaron a estar bien encaminadas. Desde entonces no se han producido reuniones entre las dos partes. Más difícil es la continuidad de Soler. Las diferencias siguen siendo grandes a todos los niveles. La negociación cada día que pasa está más encaminada a la venta. Y más después de escuchar al presidente del Valencia en los audios.