El Valencia de Gennaro Gattuso echa a rodar este martes 5 de julio en la ciudad deportiva de Paterna sin ningún fichaje. No habrá ninguna cara nueva en el primer día de trabajo. Al técnico le hubiera gustado un escenario diferente, pero asume la situación económica del club y espera sin prisas pero sin pausas la llegada de refuerzos. Es el mensaje que trasladó el técnico en la reunión que tuvo lugar ayer entre Sean Bai, Miguel Ángel Corona y el propio Gattuso para analizar la confección de la plantilla. El italiano asume que será un verano largo en el capítulo de salidas y sobre todo de llegadas, como se ha convertido ya en una tónica habitual durante los últimos tiempos en la entidad de Mestalla.

La gran conclusión de la reunión y su vez la triste realidad del Valencia de Peter Lim es que el club no está en disposición de acometer ningún fichaje a día de hoy. Antes necesita obligatoriamente que se produzcan salidas. El drama financiero del club así lo obliga. El club tiene la necesidad de ingresar dinero para poder salir al mercado en busca de fichajes. El único camino del Valencia para fichar desgraciadamente es desprenderse de sus principales activos y eso todavía no ha pasado aunque la intención de la propiedad era realizar una gran venta antes del 30 de junio. No ha sido así. Gattuso asume los ‘peajes’ económicos y está dispuesto a esperar. El italiano negó a su última llegada al Aeropuerto de Manises que se haya planteado a renunciar a su contrato ante la falta de fichajes y el debilitamiento de la plantilla con las salidas de Bryan Gil, Omar Alderete e Ilaix Moriba y la inminente salida de Gonçalo Guedes y Carlos Soler, a la espera de saber lo que pasa con el futuro del capitán José Luis Gayà.

Politano y Mertens en la agenda. La reunión entre Sean Bai y Gattuso también sirvió para hablar de nombres propios. El mejor posicionado para firmar por el Valencia es Matteo Politano. El futbolista del Napoli tiene decidido salir del club italiano y el Valencia es su prioridad por la presencia de su gran valedor, Gattuso. En sus vacaciones en Formentera, se dejó querer a través de indirectas hacia la capital del Turia. «¿La paella valenciana? Me gusta mucho», respondió en una entrevista que le costó la multa de su club. El Valencia está en contacto permanente con su agente. En el sur de Italia dan por hecha la operación e informan de que el Napoli busca sustituto al extremo.

Otro de los jugadores que están en la agenda del Valencia es Dries Mertens. El internacional belga acabó su contrato el 30 de junio y no quiere renovar en el Napoli a pesar de los intentos del presidente De Laurentiis. Además del Valencia, hay muchos clubes interesados que han llamado a su puerta. El jugador tiene mucha cartel en el fútbol internacional y su fichaje no es fácil porque el Valencia no puede competir económicamente con otros clubes europeos. Uno de los grandes impedimentos de la operación es la alta ficha del futbolista, prohibitiva de momento para el Valencia.