Gennaro Gattuso prometió balón y le dio protagonismo desde el minuto 1. Nada más aterrizar en el césped del campo 7 de la Ciudad Deportiva de Paterna echó el esférico a rodar con un ejercicio de circulación y finalización a portería. Después tuvo lugar el primer partidillo adaptado de la pretemporada para deleite de los aficionados congregados en el parking. El entrenador italiano pudo dejar los primeros detalles de su propuesta. El partido fue de once contra once, pero haciendo el campo mucho más corto. El objetivo no era otro que obligar a los jugadores a pensar rápido y hacer correr la pelota en pocos toques. El propio Gattuso estuvo muy encima repitiendo consignas como «hablad entre vosotros» y «toque, toque, toque».

Sobre el campo dibujó una medular poblada, en algunos casos con un pivote posicional y dos interiores más adelantados en paralelo y en otros casos con un doble pivote escalonado y un mediapunta por delante. En ningún caso empleó la fórmula de la doble punta en ataque, priorizando un centro del campo cargado de efectivos.

Ejemplo práctico

Llamó la atención una parte del partido en el que Gattuso detuvo la acción, fue a pedir el balón a los centrales, se giró y dio un pase vertical batiendo una línea d epresión. El italiano le pidió a sus mediocentros que solicitaran el cuero a los defensores y que buscasen jugar hacia adelante. «Avanti» le gritaba en italiano a sus centrocampistas. Al mismo tiempo, reclamaba a los centrales estar muy vivos a la hora de jugar, solicitando el cuero al portero y empezando jugada desde atrás. En todo el partido adaptado no se buscó ningún envío en largo.

Foulquier, de central

Ante la ausencia matinal de Eray Cömert, Gattuso ubicó a Dimitri Foulquier como central en los partidillos. El lateral centró su posición al lado de Paulista mientras que centrales del filial como Rubén Iranzo y Facu González probaron otras demarcaciones.

Ausencias

No participaron en la sesión matutina Gonçalo Guedes, Uros Racic, Yunus Musah, Giorgi Mamardashvili y Eray Cömert, ya que estaban rematando las pruebas médicas, pero sí participaron en la sesión vespertina al mismo ritmo que el resto de sus compañeros.

Por la tarde tuvo lugar otro partidillo adaptado en el que no jugaron ni Carlos Soler ni Maxi Gómez con respecto al de la mañana. Toni Lato y Hugo Guillamón, por su parte, no lo jugaron ninguno de los dos, aunque sí formaron parte de la primera parte del entrenamiento en la que no había riesgo de contacto, cabe recordar que los dos han invertido su verano en trabajar para recuperarse de sus respectivas lesiones y su incorporación al grupo va a ser un poco más lenta.

Pruebas médicas

Los test de salud, que empezaron en IMED antes de las nueve de la mañana, continuaron por la tarde, hecho que explica la ausencia de algunos futbolistas a pie de campo en la sesión vespertina. A lo largo de la semana tendrán lugar más pruebas por grupos. Esta va a ser una semana intensa de trabajo en Paterna antes de que se produzca el viaje a Suiza el próximo 15 de julio en el que el Valencia disputará sus primeros amistosos para llegar a tope al inicio del campeonato de liga.