La larga batalla judicial que un socio del Valencia CF a través del despacho de abogados de Jaime Navarro mantiene y mantendrá con Meriton Holdings por la nulidad de la venta de la mayoría del paquete accionarial en 2014 tendrá un nuevo capítulo: la parte demandante volverá a solicitar medidas cautelares en cuestión de unos meses si las cuentas confirman las pérdidas que reveló Layhoon Chan se confirman.

Hace unas semanas el juzgado denegó la primera petición de medidas cautelares en las que se solicitaba la administración judicial del club para preservar la viabilidad y solvencia de la entidad mientras dure el litigio. La presidenta del Valencia explicó en rueda de prensa que el club tenía pérdidas de 50 millones de euros y teniendo en cuenta que el capital social del club es de 34, estaría en causa de disolución.

El juez consideró «recortes de prensa» esta declaración de Layhoon y denegó la solicitud. La parte demandante, además de ir a Apelación para que también se incluya la demanda en ‘Libro de Registro Nominativo de Socios del Valencia CF’, volverá a tramitar una solicitud de medidas cautelares si en el momento en que las cuentas estén reflejadas en el Registro Mercantil éstas confirman las cifras que obligan al club a disolverse.

El juicio, por otra parte, ha quedado aplazado para el 16 de diciembre a petición de la parte demandante por la baja de uno de los testigos que iba a comparecer en el proceso.